Nuevo revés judicial para Lopera

  • La juez de Instrucción número 6 desestima el recurso del máximo accionista a las diligencias abiertas tras la denuncia de BPV · El auto considera que el supuesto delito, "por continuado", no habría prescrito

Comentarios 6

El juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla desestimó el recurso presentado por Manuel Ruiz de Lopera contra la resolución del 19 de marzo por la que se incoaron diligencias previas en su contra tras la denuncia por supuesto delito societario interpuesta por Béticos por el Villamarín (BPV).

El auto, de 27 de mayo, revela Europa Press, fue notificado el 2 de junio. El recurso comienza denunciando la "ausencia de requisitos" y la falta de legitimación que harían factible la misma, ya que, según la defensa, la causa se inició mediante denuncia de la Fiscalía.

Mercedes Alaya, la juez que lleva el caso, entiende, sin embargo, que la desestimación procede porque "no será precisa la denuncia de la persona agraviada cuando el delito afecte a una pluralidad de personas, como es el caso, a la vista de los accionistas que componen el Real Betis Balompié SAD".

Manuel Serrano, abogado de BPV, dijo que el auto confirma, además, su decisión de informar al Consejo Superior de Deportes y recordó que la juez solicitó una auditoría externa del club por parte de la Junta de Andalucía. La defensa de Lopera había recurrido porque el delito societario prescribe a los cinco años, pero la juez responde que se trata de un supuesto delito continuado, que los hechos denunciados tuvieron lugar al amparo de Tegasa y luego con Encadesa "sin solución de continuidad". Además, el auto judicial apunta a otro posible delito de apropiación indebida, cuyo plazo de prescripción es de diez años.

También considera que existen los mínimos indicios que exige la ley para abrir diligencias, y tras practicar las investigaciones necesarias, se podrá certificar o no su existencia. La Fiscalía denunció a Lopera porque "con abuso de las funciones de su cargo y en beneficio propio o de un tercero, ha contraído obligaciones en perjuicio de la entidad a la que representa o de sus socios".

Con ello, "ha llegado a producir una descapitalización del Real Betis Balompié SAD a través de la entidad Encadesa que tiene atribuida la exclusividad de negociar, firmar, gestionar y cobrar todos los ingresos que se produzcan por la actividad del Betis".

Esta entidad "gestiona sin transparencia los fondos del club deportivo, beneficiándose así de la financiación de éste", añadió la Fiscalía, que dijo que entre 2004 y 2006 el Betis tuvo "pérdidas de más de 11 millones de euros y deudas con la Hacienda Pública que ascienden en la temporada 2007-2008 a 8,29 millones de euros".

Serrano concluyó muy satisfecho: "Hacemos una valoración muy positiva de este asunto, ya que es un hecho que va en defensa de los intereses de todos los béticos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios