"Ojalá haya un derbi, pero queda lejos"

  • Míchel afirma que le gusta el resultado del sorteo por jugar la ida en casa y ante un equipo de Primera.

Míchel, igual que gran parte del sevillismo, está ilusionado con la posibilidad de llegar lejos en la Copa, pero va con los pies en el suelo. El entrenador valoró, para los medios del club, el emparejamiento ante el Espanyol.

"El sorteo me gusta, porque me gusta el torneo y es un campeonato a la medida del Sevilla, que está muy acostumbrado a llegar a lejos. Como me gusta el torneo, como me gusta la tradición de este club por la Copa y como había que jugar contra alguien, pues está bien. Además, contra un equipo de Primera División para que estemos atentos", dijo el preparador de los blancos, que se refirió también a otros aspectos del sorteo: "Se habla frecuentemente de que jugar primero en casa es una desventaja. Yo, sin embargo, prefiero que la concentración sea al máximo y que juguemos primero en casa y estemos muy atentos".

Míchel fue preguntado por el rival en la ronda de dieciseisavos, pero también por el desarrollo de la competición si finalmente el Sevilla sigue pasando rondas.

"No me fío tanto de que el Espanyol no esté ahora bien clasificado. Quedan tres semanas y cualquier equipo utiliza la Copa para reivindicarse", puntualizó sobre el equipo de Pochettino. Igualmente, como cabía esperar, el técnico valoró la posibilidad de encontrarse con el Betis en el camino. "Ojalá haya un derbi en semifinales, eso será que hemos llegado muy lejos. Pero primero tenemos que pensar en el Espanyol", zanjó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios