"Ojalá escuchemos los campanilleros"

  • Jiménez admite que no ganar sería "un frenazo en seco", pero tiene fe ciega en el equipo y en la grada

Manolo Jiménez es consciente de lo que se juega el Sevilla en este envite. El entrenador del Sevilla califica la cita de "importantísima" y pide a la afición que se vuelque a favor del equipo como lo ha hecho en otras ocasiones, como en el partido ante el Fenerbahçe. "Es otra final más. Las dos anteriores las hemos ganado y ahora viene otra que queremos encarar con el mismo esfuerzo y dedicación que las dos anteriores", advierte el preparador hispalense, que admite que "de no ganar al Atlético sería un frenazo en seco porque es un rival directo... aunque esto no es definitivo y todavía un partido que no es concluyente".

El arahalense no tiene ninguna duda de que el Sánchez-Pizjuán será un hervidero. "El partido motiva por sí solo. La gente arrimará el hombro. La afición sabe que este partido son más de tres puntos. Ojalá escuchemos los campanilleros en la grada", dijo en referencia a un cántico habitual de la afición en esta época del año con la ayuda del tintineo de un manojo de llaves. Jiménez sabe que los partidos con el Atlético son especiales, vibrantes y con tensión, pero siempre sin salir de lo deportivo. "Hay una gran competencia entre ambos equipos. Son dos grandes entidades con dos grandes plantillas. Este pique es sólo deportivo. Es la pelea y la lucha por los puntos. Los temo al igual que a cualquier otro equipo. Yo espero a un rival con recursos suficientes para estar arriba, dos equipos que buscarán la victoria y no se conformarán con el empate".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios