Atletismo l Campeonato de España en pista cubierta

Oro sin Mundial para Marco

  • Olmedo cayó en el duelo sevillano y Quiñónez pulverizó el récord en 60 vallas

Comentarios 1

La consagración de Luis Alberto Marco llegó en la final de los 800 metros, superando al también sevillano Manuel Olmedo y al jiennense Juan de Dios Jurado, plata y bronce, respectivamente, en el Campeonato de España de pista cubierta de Valencia. Eso sí, no estará en el Mundial en sala al no haber obtenido la mínima, requisito indispensable para competir en la propia ciudad levantina el próximo mes.

La mejor noticia de la segunda y última jornada de la cita fue para Jackson Quiñónez, quien reforzó sus esperanzas de meterse en la final de 60 vallas del Mundial con una marca de 7.52 que le dio título, récord nacional y tercera mejor marca mundial del año, en una mañana que también registró un relevo en 1.500 metros en beneficio de Arturo Casado.

Quiñónez, que tenía el récord anterior en 7.56, aprovechó la feroz competencia de Felipe Vivancos, siempre más rápido que él en la salida, para rebajar en cuatro centésimas su plusmarca. Sólo el cubano Robles (7.33) y el ruso Borisov (7.44) han sido más rápidos que Quiñónez este año. El récord de España, que no se movió en 21 años de las manos de Javier Moracho con 7.60, ha caído cuatro veces en los tres últimos.

El madrileño Casado se proclamó por vez primera campeón de España de 1.500 en sala batiendo a Higuero, que aspiraba a ganar su sexto título pero llegó mal colocado al sprint en una carrera lenta (3.51.27). Campeón de España al aire libre en 2005, Casado había sido eclipsado por el superior remate de Higuero, pero hoy su corpulencia le sirvió para ganar una posición ventajosa en la última vuelta, en la que aguantó a Higuero y a Diego Ruiz.

La carrera femenina de 1.500 fue dominada sin contratiempos por la favorita, Esther Desviat, que no dejó de tirar desde los 800 hasta conseguir su primer título. Mayte Martínez convirtió en un trámite la final de 800, en la que obtuvo su octavo título consecutivo con la ley del mínimo esfuerzo.

La final masculina de 800 tuvo un desenlace inesperado porque Luis Alberto Marco se metió por dentro, cuando nadie contaba con él, para batir con una marca de 1.50.44 a Manuel Olmedo (1.50.48), que a su vez adelantaba por fuera a Juan de Dios Jurado (1.50.50). El campeón de las cuatro vueltas no estará, sin embargo, en el Mundial de Valencia porque no tiene la marca mínima necesaria (1.48.50), ni siquiera del año pasado. El medio fondo español bajo techo arrojó, por tanto, una doble sorpresa: Higuero y Olmedo fueron derrotados.

En longitud, ante su público, Concha Montaner logró su sexto título con un mejor salto de 6,66 en la última ronda y un margen de 45 centímetros sobre la segunda. Josephine Onya logró su primer título español pero no en su especialidad (60 vallas), sino en los 60 lisos, aunque no pudo con el viejo récord de Sandra Myers (7.23). Javier Bermejo igualó la marca de seis títulos de altura en sala que tiene el histórico Luis María Garriga al apuntarse el sexto (2,24).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios