El Osasuna espera rival en el camino a Primera

El Osasuna jugará la final a doble partido por el ascenso tras eliminar en el Nou Estadi a un Gimnàstic al que volvió a doblegar por 2-3, tras hacerlo en la ida por 3-1.

Un tanto tempranero de Naranjo hizo soñar a los locales (1-0). Pero el frenesí inicial se desvaneció con el gol y el cuadro navarro empezó a generar mayor peligro entrada la media hora de juego. David García logró conectar con el balón y con un testarazo empató el encuentro (1-1).

En el tramo final de la primera parte hubo más polémica que fútbol. Las faltas y las pérdidas de tiempo empezaron a ser las protagonistas y la única acción de peligro real fue un remate de Álex de Groot que salió bastante desviado.

El Nàstic volvió a salir en tromba en la segunda parte. En los primeros minutos ahogó al Osasuna y la pelota se paseó en más de una ocasión por delante la portería de Nauzet. Pero aunque el conjunto de Vicente Moreno era el que se acercaba con más peligro, fue el Osasuna, de nuevo, el que se puso por delante con un gol de Flaño que heló el Nou Estadi (1-2). El duelo parecía sentenciada, aunque el Nàstic se negó a tirar la toalla y lo siguió intentando. Sin embargo, otra acción a balón parado le cayó a Merino, que no perdonó y selló la eliminatoria (1-3), aunque Muñiz maquilló el resultado tras cazar un balón en el área.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios