Palop afirma que hablar de los árbitros "es una batalla perdida"

  • El portero del Sevilla no culpa a Luis Fabiano de la derrota del Sevilla y asegura que lo que hizo fue "en beneficio del equipo"

El portero del Sevilla, Andrés Palop, se mostró este lunes crítico con el arbitraje realizado el domingo por el colegiado Pérez Lasa en el partido perdido (3-2) por los blanquirrojos ante el Valladolid, y consideró que el trencilla "a lo mejor es un pelín riguroso" con el conjunto nervionense.

Pérez lasa expulsó por doble amarilla al delantero Luis Fabiano, la primera de las cuales fue por perder tiempo y la segundo por fingir una caída en el área pucelana. 

"No me gusta hablar de los árbitros porque es una batalla perdida y al final es para crearte más problemas que para favorecer en algo. El arbitraje es muy difícil, pero este árbitro, por lo que sea, a nosotros no se nos da bien y, a lo mejor, es un pelín riguroso con nosotros, porque la expulsión es excesiva, no tanto por la segunda amarilla, sino por la primera. Pero no queremos entrar en demasiados detalles, respetamos a todo el mundo y esperamos que, la próxima vez, esté un poco más acertado", refirió al respecto Palop.

Asimismo, el meta consideró que el Sevilla haría bien en recurrir esa primera cartulina "injusta" mostrada a Luis Fabiano. "En el tercer gol del Valladolid estuvieron cinco minutos en nuestro campo y no vi que sacara tarjeta nadie", precisó.

Asimismo, Palop no cree que haya que culpar a Luis Fabiano por haber dejado con diez a su equipo, algo que el Valladolid aprovechó para remontar cuando tenía un 0-2 en contra. "Lo más sencillo es buscar culpables y señalar a alguien, pero lo bonito del fútbol es que normalmente, cuando perdemos, lo que decimos es que perdemos todo el equipo y, cuando ganamos, gana todo el equipo", recordó. 

"No queremos señalar a nadie, hubo detalles en el partido que pudieron favorecer al equipo contrario, pero creo que el Sevilla salió bien, metió los dos goles, pero tras la expulsión, el equipo se echó más atrás para mantener el resultado que tenía, y salió mal", añadió.

Sin embargo, el levantino considera que el atacante debe aprender de sus errores y no volver a caer en ellos. "Se le ve, con la cara que tiene, que está entristecido, porque no quiso en ningún momento dejar al equipo con diez y somos conscientes de que lo que hizo, lo hizo en beneficio del equipo. Él nota contacto y se deja caer, le salió mal y espero que aprenda, que haga autocrítica, como hacemos todos cuando no jugamos bien, y a seguir mejorando", comentó.

De todos modos, Palop, fiel a su habitual serenidad, tiene claro su punto de vista sobre este partido de Valladolid. "En el último metro no podemos hacer un caño en la banda, son errores que un equipo como el nuestro tiene que tener en cuenta, son errores que existen y que tenemos que aprender, tenemos que analizarlos para que no vuelvan a suceder", advirtió.

Además, el arquero opina que fue la falta de delanteros la que provocó que el equipo reculara tanto y acabara perdiendo. "Nos faltó la profundidad que teníamos con un delantero, si hubiéramos tenido uno estoy seguro que habríamos tenido otra cara, habría cambiado todo con una referencia arriba donde el equipo pudiera llegar pero, al no tenerla, nos venimos demasiado atrás y les dimos alas a ellos", recalcó.

"De crisis se está hablando hace siete meses"

Sobre la posible crisis del equipo, que entre Liga y Copa acumula tres reveses consecutivos, Palop fue irónico. "De crisis -bromeó- se está hablando hace siete meses". 

"Ya en serio, hay que tener paciencia, estamos pasando un momento delicado, porque estamos acumulando muchas bajas y, aunque puede sonar a excusa, es la realidad. No entramos a evaluar si estamos en crisis ni lo pensamos, han venido tres derrotas, como el año pasado, pero hay que pensar en el próximo partido y darle la vuelta a esto, porque tenemos opciones de pasar en Copa y de meternos, con una victoria, en Liga de Campeones", dijo.

Paralelamente, puso de relieve el nutrido parte de enfermería que tiene el Sevilla en estos instantes. "Estamos esperando a toda la gente con los brazos abiertos, pero lo que no podemos es forzarles. De momento vamos a tirar con lo que tenemos y a intentar romper esa dinámica el jueves, ante el Standard en su campo", señaló.

Por lo tanto, Palop no cree que los sevillistas estén pagando la ausencia de hombres como Keita, Poulsen y Alves, que ya no están en sus filas. "De esto siempre se habla cuando hay derrotas, pero hace un mes estábamos todos contentos con el récord de no tener derrotas", indicó. 

"Cuando vienen las rachas buenas nadie se acuerda de nadie, y cuando vienen malas se acuerdan de los que no están. Pero yo no me acuerdo de nadie, simplemente trabajo y ayudo a la gente para que tengan ánimos para seguir adelante. Estos tres compañeros tienen mucha calidad, pero ya están en otros equipos", sentenció.

Por último, el portero se centró en ese choque del jueves en Copa de la UEFA contra el Standard de Lieja. "Hemos hablado muy poco, sobre todo Dragutinovic nos ha dado información de cuando estuvo allí, aunque el equipo ha cambiado mucho desde entonces. Sé que hay un punta que es muy rápido y el otro día leí sus declaraciones de cuando estuvo a punto de fichar por el Betis, e interpreté que era un grandísimo jugador, pero vamos a estudiar al equipo a partir de hoy, para no llevarnos una sorpresa", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios