Palop ya es historia en la Liga

  • Jugará ante el Mallorca con 39 años como uno de los más veteranos. Su rol de fijo e insustituible lo diferencia a otros.

Comentarios 7

A lo mejor Andrés Palop tiene una diferencia con respecto a muchos de los que rozan la edad con la que han jugado un partido de Primera División. Algunos futbolistas veteranos, muchos, jugaron un partido puntual con la edad del portero del Sevilla. El capitán nervionense lo hace como un fijo, como un titular insustituible en el equipo, en el corazón de su gente, en los planes de su entrenador...

Palop, que ante el Mallorca hace dos temporadas superó a Pablo Alfaro como jugador en activo más veterano en la historia del Sevilla en un partido de Liga, cumple mañana, día en el que los de Míchel se miden precisamente al Mallorca en el Ramón Sánchez-Pizjuán, 39 años. Se convierte así en un mito de la historia de la Liga española. Pocos futbolistas han llegado en activo a esta edad y, muchos menos, con el peso específico que el valenciano tiene en el equipo. Pero lo mejor es que tiene cuerda para rato y quién sabe si es capaz de llegar hasta la marca que ostenta Amedeo Carboni, el más longevo de la era moderna y puede decirse que de toda la historia de la competición hispana si no fuera por el curioso caso que en los años 30 protagonizó el entrenador inglés Harry Lowe. Carboni, aquel central y lateral italiano del Valencia, jugó su último encuentro en España con 41 años, un mes y 10 días. Fue el 16 de mayo de 2006 y nadie, desde entonces, ha sido capaz de superarlo. Palop hoy dejará la marca más cerca pero se pondrá al mismo o parecido nivel a otros muchos.

En los anales de la Liga nadie, desde luego, superará el caso del mencionado Harry Lowe. Nacido en Norwich, llegó en 1930 como entrenador del Donostia CF (Real Sociedad) y estuvo cinco temporadas, pero en la última, en 1935, durante el desplazamiento, penoso y largo por la época, desde San Sebastián a Valencia un futbolista cayó enfermo. Entonces no se permitían cambios y los equipos viajaban con los justos, así que entre jugar con diez y hacer algo distinto, Lowe, con 48 años, decidió calzarse las botas y salir al campo. Por eso su nombre figura en los registros oficiales de la competición. Su equipo perdió por 5-1, pero dicen las crónicas que dio la asistencia al único de sus pupilos que pudo marcar.

Pero Palop se acerca desde hoy a las marcas de Donato, el tercero tras Lowe y Carboni, de Songo'o, de César... El caso del centrocampista y defensa del Deportivo tiene doble o triple mérito. Como Carboni, para un jugador de campo es más difícil llegar a los 40 años con nivel de alta competición y Donato, además, mantiene el récord de ser el futbolista más veterano que ha marcado un gol en el campeonato español.

Palop, después de unas semanas de incertidumbre y trabajar duro mañana y tarde para llegar a tiempo, ha dejado atrás una lesión fortuita en el dedo pulgar de su mano derecha que ha estado a punto de impedir que su 39 cumpleaños sea todo lo dulce que él esperaba. No estaba dispuesto a faltar hoy a una cita especial. Hace dos años, cuando cumplía 37, vaticinaba incluso el día de hoy: "me encuentro bien para competir y espero seguir así hasta que el cuerpo aguante. Me hubiera gustado llegar al Sevilla con 26 ó 27 años. Si Dios quiere estaré hasta los 39 (hablaba pensando en el final de su contrato) y a lo mejor llego a una cifra importante de partidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios