Paquillo, inhabilitado por la Española

  • El granadino, tras confesar que poseía sustancias prohibidas, recibe la sanción cautelar y no podrá competir de momento

El Comité de Competición y Jurisdicción de la Federación Española de Atletismo (RFEA) ha propuesto la sanción cautelar de inhabilitación al marchador Paquillo Fernández, tras reconocer éste que había estado en posesión de sustancias prohibidas, y a partir de ahora comenzarán los trámites del procedimiento sancionador según las normas del organismo y la IAAF.

La sanción cautelar de inhabilitación tiene efecto a partir de ayer y entretanto el atleta de Guadix (Granada) no podrá competir hasta que el auto "sea definitivo, en el sentido que proceda".

En un comunicado público emitido a primeras horas de la tarde de ayer por la RFEA, ésta recuerda que el pasado 25 de noviembre, cuando se conoció la supuesta implicación de Paquillo Fernández en una red de dopaje, apeló al respeto a "la presunción de inocencia de las personas, hasta que se demuestre fehacientemente su culpabilidad".

"Si esto ocurriera, la RFEA castigará sin dudarlo, con arreglo a las leyes existentes, a los que hubieran hecho trampas en su preparación o participación en competiciones", añade.

"Ayer, 10 de febrero de 2010, a las 19:47, el presidente de la RFEA (José María Odriozola) recibió un correo electrónico del abogado de Francisco Fernández, con una comunicación firmada por el atleta, en la que se autoinculpaba de la posesión de sustancias prohibidas en el deporte", apunta el comunicado de la RFEA.

A continuación, Odriozola "se puso en contacto y envió la citada comunicación, por fax, al presidente del Comité de Competición y Jurisdicción de la RFEA", quien tras deliberar con los otros dos abogados componentes del citado Comité, aprobaron la sanción cautelar de inhabilitación y la apertura del procedimiento sancionador según establecen las normas de la RFEA y de la IAAF.

"Durante el tiempo que dure el proceso, esta RFEA mantendrá total confidencialidad sobre el tema y no hará ningún otro comentario", añade la misiva de la Federación, que aborda así el caso Paquillo después de que el tres veces subcampeón mundial de 20 kilómetros marcha, una vez subcampeón olímpico y dos veces campeón de Europa confesara "de manera voluntaria y sin que se hubiera iniciado ningún procedimiento sancionador en su contra" el "haber estado en posesión de sustancias prohibidas".

Paquillo negó, sin embargo, haber consumido dichas sustancias, y añadió en un comunicado público que fue citado el pasado miércoles por la Guardia Civil para declarar como testigo en la denominada Operación Grial, "habiendo reconocido también estos hechos ante las autoridades policiales".

Si fuera condenado a un año fuera de competición, el granadino podría regresar a tiempo para competir en 2011 en el Mundial de Daegu y no peligraría su participación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

La cabeza de la trama de dopaje destapada por la Guardia Civil es presuntamente el peruano Walter Virú, ex médico del equipo ciclista Kelme y ex colega del principal acusado de la Operación Puerto, Eufemiano Fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios