Valladolid | sevilla · informe técnico

Perfecto hasta la majadería del 10

  • La línea integrada por Jesús Navas, Maresca, Renato y Romaric da un curso de movilidad, intercambio de puestos y toque que desarbola al Valladolid · La roja a Luis Fabiano dinamita la pizarra de Jiménez

Comentarios 3

Pocas jugadas pueden cambiar el curso de un partido como la acción de Luis Fabiano. Encaraba al portero Asenjo, que además le destapó el segundo palo para un tiro cruzado, pero el brasileño optó por dejarse caer. Pérez Lasa, que antes le había mostrado una rebuscadísima amarilla por retrasar el saque de centro tras el 0-2, lo mandó a la ducha y ya nada fue igual. Del 0-3 y partido sentenciado, a una hora de juego por delante con uno menos. Antes de ese lance, Jesús Navas, Maresca, Renato y hasta Romaric desarbolaron al Valladolid con su movilidad y toque. Una pena para el Sevilla los puntos que dejó escapar por la majadería ("dicho o hecho necio, imprudente o molesto", según el diccionario de la Academia de la Lengua) de Luis Fabiano.

Defensa

Mientras jugaron once contra once, el Sevilla controló el partido atrás como suele esta temporada fuera de casa. Duscher barriendo, los centrales imponiéndose a Goitom y los laterales cerrando.

Tener la pelota es el mejor modo de defender y evitar sustos, y como Duscher y la línea integrada por Jesús Navas, Maresca, Renato y Romaric se hizo con el balón, la zaga plantó sus reales.

Ya sin Luis Fabiano, nada fue igual. El Sevilla dio el obligado paso atrás, perdió la pelota -Navas intercambió su posición con Renato sin éxito-, y los laterales empezaron a sufrir. Pedro León por la derecha y Sesma por la izquierda tenían más apoyos y hacían daño; Medunjanin recibió más balones y en uno de ellos asistió a Sesma para el 1-2 justo antes del descanso. En la segunda parte, Mendilíbar acertó con la entrada de Canobbio. El uruguayo tuvo suerte al caerle al pie un rebote con la portería vacía y luego sacó su gran golpeo a balón parado para hacer el 3-2.

Ataque

La pizarra de Jiménez fue perfecta hasta la roja a Luis Fabiano por la referida superioridad del centro del campo. Hasta Romaric sorprendió al descolgarse desde la izquierda a zonas interiores. De hecho, dio el pase a Navas que acabó en el gol de Renato y participó en la derecha en la jugada del 0-2. Luego, todo cuesta arriba.

Virtudes

La disposición y el juego hasta la expulsión de Luis Fabiano.

Talón de aquiles

La acción de Luis Fabiano y la defensa colectiva, discreta con diez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios