Perperoglou desata el éxtasis en el Palau

  • El Barcelona gana el primer partido de la final con una canasta bajo el aro, sobre la bocina, del griego

El Barcelona ganó al Real Madrid (100-99) en el primer partido de la final de los play off de la Liga Endesa y salvaguardó, al menos de momento, el factor cancha tras un partido que fue una exhibición ofensiva de ambos conjuntos, decidido por una canasta sobre la bocina de Perperoglou, y que dejó el listón muy alto de cara a los próximos duelos.

Se llegó a los últimos segundos del encuentro con alternancia en un marcador altísimo, más de lo normal para un choque de esta trascendencia, pero muy ajustado. El primer punto de la final podía caer de cualquier lado, tanto del de un Barça que dominó más tiempo el marcador como del de un Madrid que acabó crecido, pero finalmente batido. Tenía el duelo en sus manos gracias a una canasta y un tapón de Ayón a falta de tres segundos de la conclusión, pero en el saque de fondo bajo la canasta madridista Tomic le devolvió la pelota a Navarro, que penetró y dejó la pelota al heleno para que, ante la defensa de Rudy Fernández y Felipe Reyes, se levantase, anotase e hiciera explotar de júbilo al Palau.

El Barça sabía que ganar el primer partido de la eliminatoria era crucial. Además, a diferencia del 3-0 con el que el conjunto de Pablo Laso le ganó la última Liga, tiene el factor pista a favor y lo quiere aprovechar. No dejó que el Madrid se anotara el primer punto de la final y afrontará el duelo de mañana (19:00) con más tranquilidad que su rival.

La contienda iba de ataque, más que de defender, y Carroll ya había amargado con anterioridad un partido al Barça en su feudo, pero esta vez Perperoglou elevó la categoría del partido a estratosférico. Los azulgrana, que han destacado esta campaña por lo contrario, no le dieron la espalda al partido, pese a los problemas que suele tener para aguantar un alto ritmo anotador ante un igual. Pero tuvo cerca el equipo blanco el sorprender al Barça. De hecho, pese a los problemas iniciales en los visitantes para entrar en el encuentro y ponerse por delante en el marcador, cosa que no ocurrió hasta el descanso (47-48), en los primeros compases del tercer cuarto, el Real Madrid no se hundió. El equipo blaugrana siguió apostando a un marcador alto y los de Laso no aflojaban tampoco, tanto que Rudy volvió a poner por delante a los suyos (82-84) a falta de 7.47 para el final.

Con 94-95 para el Real Madrid, apareció Navarro para hacer un 2+1. Tomic anotaría otro tiro libre en la jugada siguiente y el Barcelona tomó de nuevo la delantera (98-95). Carroll anotó dos tiros libres, Perperoglou falló un triple y, con un minuto por disputarse y 98-97 en el marcador, los visitantes tuvieron su primera opción de ponerse de nuevo por delante, pero el triple de Rudy no tocó ni aro. El Barça no aprovechó su oportunidad y en el siguiente ataque Ayón puso el 98-99 ea falta de 14 segundos de la conclusión. Pascual preparó en la pizarra un aclarado para Navarro, que se llevó el tapón del mexicano, pero la pelota, con tres segundos de margen, siguió siendo para los locales. Tiempo suficiente para que emergiera Perporoglou para desatar el éxtasis en el Palau.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios