Pina tiene la llave de la venta de N'Diaye

  • El acuerdo con el Villarreal, a expensas de la decisión del medio, que maneja una gran oferta del extranjero.

Comentarios 1

La negociación entre el Betis y el Villarreal lleva unos días en punto muerto pese a que ambos clubes tienen un acuerdo prácticamente ultimado para que N'Diaye vista de amarillo el próximo año y Tomás Pina recale en Heliópolis. Y es que la llave de la operación corresponde al centrocampista del conjunto castellonense que el Betis pretende a toda costa para su proyecto y que en los próximos días deberá tomar una decisión sobre su futuro.

Las cifras de la operación, como viene informando este periódico, se moverían en unos 4,5 millones de euros y la inclusión de Pina, pero si éste no aceptase la oferta bética, ambos clubes deberían iniciar una nueva negociación con un escenario diferente, en el que el Villarreal debería duplicar su oferta económica, algo a lo que en principio no está dispuesto.

El Betis no aceptaría a otro jugador amarillo en la operación, ya que el deseo de contar con Pina es una petición expresa de los técnicos, que entienden que con su llegada se reforzaría el centro del campo e incluso el club verdiblanco estaría dispuesto a presentar una oferta por el centrocampista del Villarreal de una manera independiente a la operación de venta de N'Diaye.

De esta forma, todas las partes se encuentran a la espera de la decisión de Pina, que maneja varias ofertas, tanto del fútbol español como del extranjero. Precisamente, la duda del centrocampista, que cumplirá 29 años el próximo mes de octubre, radica en una importante propuesta económica que le ha llegado desde Inglaterra y de ahí que haya decidido esperar unos días para tomar una decisión definitiva sobre su futuro. Brujas, Deportivo y Espanyol han sido otros equipos que han preguntado por la situación de Pina, al que Marcelino García Toral le ha abierto la puerta de salida del Villarreal con dos años de contrato por delante.

A la espera de la decisión de Pina se encuentran tanto los clubes como el propio N'Diaye, quien tiene un acuerdo también pactado con el equipo castellonense, con el que firmaría por los cinco próximos años y aumentaría sus emolumentos con respecto a lo que cobra en el Betis. La salida del francés cuenta con el beneplácito de Gustavo Poyet, que, si bien incluyó al jugador en la primera lista del proyecto, pretende contar con un centrocampista de un corte distinto.

La llegada de Pina no sería la única para el mediocampo bético, donde también se espera a otro refuerzo más. El nombre de Felipe Gutiérrez, que todavía está convaleciente de la artroscopia en la rodilla a la que se sometió a primeros de junio, es el mejor colocado, aunque los técnicos béticos manejan una lista de alternativas.

Entre las mismas, y como también informó este periódico, se encuentra el cordobés Álvaro Medrán, a quien el Real Madrid pretende ampliarle el contrato para cederlo de nuevo la próxima temporada. El agente del centrocampista estuvo el jueves en el Santiago Bernabéu para conocer las intenciones del club merengue, que le hizo llegar el interés de seis equipos de Primera, entre los que destacan el Betis y el Deportivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios