Deportes

Polonia arrebata a Estados Unidos el cetro del 4x400 con récord

  • El francés Renaud Lavillenie completó la triple corona en pértiga tras ganar a Kendricks

El relevista polaco Jakub Krzewina avanza en la recta final para ganar. El relevista polaco Jakub Krzewina avanza en la recta final para ganar.

El relevista polaco Jakub Krzewina avanza en la recta final para ganar. / FACUNDO ARRIZABALAGA / efe

El francés Renaud Lavillenie completó la triple corona de la pértiga al batir a su bestia negra, el estadounidense Sam Kendricks en la final de los Mundiales en pista cubierta, en una jornada de clausura que culminó con la corona de Polonia, nueva reina del relevo masculino con récord mundial en 4x400.

El oro en la posta masculina cambió de manos por primera vez en siete ediciones de los Mundiales y para ello el equipo formado por Karol Zalewski, Rafal Omelko, Lukasz Krawczuk y Jakub Krzewina tuvo que batir el récord mundial con un tiempo de 3:01.77, pese a no haber metido a un solo representante en la final individual.

Estados Unidos tenía el récord del mundo en 3.02,13 desde Sopot 2014 y acariciaba una nueva victoria, pero vio como Krzewina adelantaba en la última recta a Vernon Norwood. La primera potencia terminaba segunda con 3.01,97 y Bélgica se llevó el bronce con 3.02,51, récord nacional.

En la final de pértica, un salto de 5,90 otorgó el triunfo a Lavillenie en la prueba que esta vez cerró los campeonatos, batiendo al campeón del mundo al aire libre, Kendricks, y al polaco Piotr Lisek, ambos con 5,85.

El público británico estalló en gritos cuando el marcador anunció que Andrew Pozzi, el atleta local, campeón de Europa el año pasado, venció en la final de 60 metros vallas con 7,46 frente a los 7,47 del estadounidense Jarred Eaton, que se dejó el oro al tropezar en la última valla.

Estados Unidos, pese a todo, terminó en la cabeza del medallero con 18 metales (seis de oro), por delante de Etiopía (cinco en total) y Polonia (también con cinco).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios