Póquer por la salvación

  • El Betis B, guiado por Fabián, golea al Linense y sigue aferrado a una permanencia aún complicada

No quieren morir. Y si eso ocurre, prometen hacerlo dando guerra. El Betis B consiguió una vital victoria en sus aspiraciones por mantenerse en este Grupo IV de Segunda División B frente a un rival directo, el Linense, que terminó sucumbiendo a la pegada heliopolitana y encajando un póquer que mantiene al filial a 8 puntos de la salvación. Por contra, el goal average particular ante los gaditanos, ahora, se tiñe de verdiblanco.

Así, el regreso de Fabián al equipo fue un as en la manga que José Juan Romero supo aprovechar para ganar la partida a su homólogo linense, Manolo Ruiz. Y es que el palaciego, que disfrutó de sus primeros minutos con el filial de la campaña, fue el auténtico catalizador del fútbol bético; todas las acciones de peligro pasaban por sus botas. Será necesario que quien manda dé las explicaciones oportunas para saber por qué no jugó antes con el segundo equipo.

La partida comenzó con una intensidad alta por ambos contendientes. La Balona intentaba presionar la salida del balón del Betis, que no encontró casi espacios en los primeros minutos. Y cuando lo hizo, halló el camino del gol. Juanma aprovechó una dejada de Loren para batir con un disparo a Mateo.

El Linense no perdió la cara al partido pese al gol en contra y encontró el premio del empate apenas unos minutos después. Una indecisión en la zaga permitió que la pelota llegara a Juampe que, sin marca al borde del área chica, sólo tuvo que empujarla para colocar el empate. El tanto espoleó a los visitantes, con lo que el choque se abrió más. Cerca estuvo Mauri de adelantar a los suyos, aunque su disparo se topó con Fabián. Pese a las intentonas de ambos, no hubo más goles en la primera parte.

Tras el paso por vestuarios, el Betis B tomó más protagonismo con el balón. Fabián y Beka eran los faros del fútbol verdiblancos y comenzaron a organizar con criterio los ataques béticos. En una de éstas, Junior corrió la banda izquierda para llegar a línea de fondo, colocar una pelota que no cazó Juanma pero que sí llegó a Fabián, quien puso el 2-1 en el marcador.

Con los tres puntos en el bolsillo, era turno de dar la vuelta al gol average particular (en La Línea el resultado fue 2-0). Y así llegó el tercero a falta de nueve minutos. Fabián tomó la pelota y encontró un espacio para dársela a Loren, quien batió a placer a Mateo.

Cerró la goleada José Carlos, quien remató desde el punto de penalti una pelota centrada desde la derecha para colocar el definitivo 4-1 en el luminoso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios