Portugal se cuelga de la ansiedad de Cristiano

  • El líder luso es el jugador que más remata a puerta en la Eurocopa Su falta de puntería arrastra a los suyos.

Desde hace una década, Portugal se encuentra colgada de su estrella, Cristiano Ronaldo. Tal es la vinculación que existe entre jugador y selección que cuando el triple Balón de Oro busca desesperadamente el gol todo el equipo se contagia de su ansiedad.

El jugador del Real Madrid persigue convertirse en el primer futbolista que marca en cuatro Eurocopas, un reto histórico que le obsesiona hasta el punto de haberse quedado en el dique seco en los dos primeros partidos de competición.

El empate cosechado el sábado frente a Austria deja a los lusos con dos puntos y en una situación desesperada, obligada a ganar a Hungría en la última jornada para no quedar apeado del torneo en la fase de grupos por vez primera en su historia en este campeonato. De lo contrario, dependerían de la ruleta rusa de aferrarse a uno de los puestos de mejor tercero que pasarán a octavos.

Portugal parece haber unido su suerte a la de Ronaldo y el atacante no encuentra el camino del gol que hasta ahora le había izado al puesto de tercer máximo anotador de las Eurocopas.

Ronaldo es el jugador que más ha rematado a puerta en lo que va de torneo. De sus botas han salido 20 remates (más que nueve equipos) aunque todavía no ha conseguido perforar las redes.

Casi uno de cada dos tiros de Portugal a portería provienen de las piernas del 7, a quien el seleccionador sitúa en el puesto tradicional de 9, a diferencia del emplazamiento que ocupa en su club.

El seleccionador portugués, Fernando Santos, cansado de responder a preguntas sobre su estrella, negó que Ronaldo tenga asignado un puesto y señaló que goza de libertad de movimientos porque esa es la mejor receta cuando tienes "al mejor jugador del mundo".

Pero lo cierto es que Ronaldo, que ante Austria superó a Luis Figo como el portugués con más partidos internacionales, dos años y medio después de haber destronado a Pedro Pauleta como el máximo goleador, tiene en vilo a todo el país. La impaciencia del portugués quedó reflejada en el penalti que falló ante Austria, que estrelló en el palo izquierdo.

Esta imprecisión viene siendo una costumbre. CR7 ha marrado cuatro de los últimos cinco penaltis que ha intentado, tanto con su selección como en el Madrid.

De este modo, Ronaldo corre tras el gol con desespero y sin la serenidad necesaria para lograrlo, atrayendo la atención de los suyos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios