Posible sanción de cuatro partidos o más a Maresca

  • El hecho de que el juego estuviera parado acentúa la gravedad de su cabezazo a Agüero

Comentarios 7

Enzo Maresca se arriesga a una dura sanción por parte del Comité de Competición, que deberá dictaminar por cuántos partidos lo suspenderá mañana martes, en su reunión ordinaria tras la jornada liguera. El futbolista italiano estaba muy afectado tras el encuentro por su pérdida de control en el lance en el que propinó un cabezazo en pleno rostro a Agüero y era consciente de que, aparte del daño que le hizo a su equipo durante el encuentro de ayer, se arriesga a una larga suspensión.

El hecho de que el juego estuviese parado, aunque sólo por unas décimas de segundo, pues se revolvió tras ser zancadilleado por el delantero argentino, no es un factor que le favorezca, ni mucho menos. Delgado Ferreiro recogió en su acta que expulsó a Maresca por "dar un cabezazo en la cara a un contrario con el juego detenido". Y el apartado F del artículo 122 del Estatuto de la RFEF es taxativo en este aspecto.

Según esta norma, un jugador podrá ser sancionado desde cuatro hasta 12 partidos de suspensión por "agredir a otro, sin causar lesión, ponderándose como factor determinante del elemento doloso (...) la circunstancia de que la acción tenga lugar estando el juego detenido". Por este artículo le cayeron a Luis Fabiano cinco partidos de castigo la temporada pasada tras su pelea con Diogo en el Zaragoza-Sevilla.

El Comité de Competición podría valorar como atenuante el hecho de que Agüero pudiera seguir jugando, a pesar de que sangró por la nariz. Y también que el lance se produjera justo después de una falta cometida por el argentino, que además recriminó a Maresca que siguiera jugando con Perea tendido en el suelo, encarándose con el italiano cuando éste se levantaba tras la patada que recibió por detrás.

De hecho, el apartado H del artículo 137 es menos contundente en el castigo. Según reza este apartado, la sanción máxima sería de tres encuentros en un supuesto que podría ser asimilado al de Maresca. Así se desprende del texto estatutario, que castigaría de uno a tres partidos de suspensión a un jugador por "producirse de manera violenta con ocasión del juego -no es el caso- o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas". Dependerá del talante de los jueces de competición Competición que se aplique uno u otro artículo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios