real betis

Pulso Athletic-Betis

  • El Comité de Competición se reúne hoy y el conjunto vasco deja clara su intención de que no se reanude el partido, algo que nunca sucedió · Las presiones federativas sobre el comité hacen temer la decisión

Comentarios 121

La resaca del botellazo a Armando continúa y hoy le tocará el turno de pronunciarse al Comité de Competición, que hasta las seis de la tarde tendrá abierto el plazo para recibir las alegaciones de los equipos. Pero el criterio a seguir para establecer la sanción no está nada claro e incluso fuentes cercanas a la Federación Española estaban barajando la posibilidad de que no se reanudara el encuentro, precisamente lo que demanda el Athletic.

El conjunto vasco, empezando por su presidente, Fernando García Macua, y siguiendo con todos los miembros del club, está moviendo sus resortes para dar por concluido el partido y el Athletic obtenga los tres puntos en litigio. "Es imposible que pueda terminarse con normalidad", ha llegado a comentar el presidente del equipo vasco.

Desde el club verdiblanco, la reacción ha tardado en llegar. El sábado por la noche compareció el consejero Manuel Castaño para expresar la opinión de la entidad, pero desde ese momento nadie se había pronunciado. De hecho, desde el gabinete de prensa del club se indicó que no se realizarían declaraciones hasta que Competición tomara una primera decisión, pero las presiones llegadas desde Bilbao han obligado a cambiar el guión previsto.

Como era de esperar, la versión de José León fue completamente diferente a la de su homólogo vizcaíno, y en el Betis se espera que la decisión de Competición sea benevolente para sus intereses. "Esperamos que la decisión sea realmente justa, porque toda una afición no puede pagar por lo que ha hecho un individuo. Nosotros nos defenderemos en todo lo que podamos. El mismo árbitro habla de suspensión en el acta", señaló el presidente, que valoró las medidas de seguridad del estadio: "Se advirtió por megafonía antes del partido que no se arrojaran objetos al campo. Si no tuviéramos el número de guardias de seguridad que son necesarios en un campo... Pero es que, en un segundo, tras ocurrir el hecho, hubo cuatro guardias encima de esa persona".

Mientras tanto, José Luis Astiazarán, presidente de la LFP, valoró el esfuerzo de la entidad para evitar el incidente: "El Real Betis detectó y puso sus servicios de seguridad para detener al aficionado siguiendo las normas y protocolo de funcionamiento en estos casos. El club no sólo mostró su repulsa en el mismo estadio a la actuación individual de este sujeto, sino que además se ha personado ya como acusación particular en el procedimiento penal incoado".

El pulso entre el Athletic y el Betis está lanzado,y a él se suman las presiones federativas que juegan en contra del equipo verdiblanco. Competición decide hoy y su criterio sigue sin ser claro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios