"Quiero una oportunidad de verdad"

  • Chevantón espera que Jiménez cuente con él no sólo como recambio · "No puedo estar cinco meses sin jugar", dice

Comentarios 1

A Chevantón le ha dado mucha vida el gol que varió el encuentro que cerró el año ante el Racing. Hoy se reincorporará al trabajo después de estar unos días de asueto con su familia en Uruguay, disfrutando del verano austral en Punta del Este. Y llega con unas ganas enormes de reivindicarse, porque asegura que no puede estar otros cinco meses sin jugar. Por eso, es consciente de que, con Manolo Jiménez, la Copa de África y lo cargado del calendario le abre una nueva puerta. Aun así, lo tiene claro: "Quiero una oportunidad de verdad".

Sorprendió la rabia con que celebró el 2-1 de falta ante el Racing, que le costó hasta una tarjeta amarilla. "Lo que pasa es que no estaba jugando. Estaba entrenando muy bien, pero llevaba tres meses fuera y estar así cuando no es por lesión es duro. En ese momento te acuerdas de todo el tiempo que has estado entrenando solo con tus compañeros de viaje. Nunca había vivido estar cinco meses sin jugar, sin ficha".

El uruguayo ha marcado dos goles en cuatro ratos desde que fue reinscrito en la Liga, pero quiere continuidad: "Entro con muchas ganas y sé que tengo que aprovechar ese rato. Tengo que demostrarle al entrenador que estoy para jugar, porque el otro entrenador no contaba conmigo". Según su visión, jamás desde que llegó al Sevilla como el jugador más caro de su historia se le ha brindado esa oportunidad que pide. Y ahora no puede dejar pasar el tren. "No he jugado aún partidos completos, sólo minutos, pero aun así creo me sentí muy bien, como el año pasado. Y en pocos ratos marqué dos goles. Después de tanto trabajo en la sombra, estoy para jugar de largo".

El ex jugador de Lecce y Mónaco no las tiene todas consigo, ni por la ausencia de Kone y Kanoute en enero. "Lo que pasa es que se van a la Copa de África y después de un mes vuelven y lo único que sé es que no puedo estar en el banquillo y pasar otros cinco meses sin jugar. Sería un palo muy duro", afirma rotundo, aunque comprende la situación: "Soy consciente de que Luis y Fredy están haciendo muchísimos goles y están en un nivel muy alto y que luego quedan otros tres delanteros para un puesto de recambio, que me gustaría que se me diera esa oportunidad, peroý".

Por ello, quiere quitarse el cartel de jugador de recambio: "Espero que sea una oportunidad de verdad, la que nunca he tenido desde que llegué aquí. Cuando tuve la oportunidad la aproveché. El año pasado hice nueve o diez goles sin jugar y ahora llevo dos en cuatro ratos. Yo voy con humildad y tengo la conciencia tranquila. En los pocos minutos que he jugado, he ido a muerte y a defender los colores del Sevilla con la máxima ilusión". "Estoy tranquilo, pero ahora no puedo estar otros cinco meses sin jugar", añade, dejando caer que su solución podría ser una salida ahora que se antoja inviable. Tiene cartel en Italia y el Benfica se interesó por él en verano. Pero, de momento, ningún equipo ha preguntado por él para llevárselo en enero.

Chevantón no quiere abundar en su desencuentro con Juande Ramos. "Yo no tuve ningún problema con él, soy una persona discreta y lo que pasó es que en su momento dije lo que pensaba. No me dijo que no contaba conmigo, me lo tuvo que decir el presidente, que fue quien me lo comunicó. Es que iba a entrenar y no me daba ni los buenos días. Si tu jefe no te da ni los buenos díasý". Ahora, su situación es muy distinta: "Jiménez es distinto. Él habla con todos, dice las cosas de frente, y eso es muy importante. Hemos hablado y me ha dicho que él sabe que llevo cinco meses sin jugar y que es una situación difícil, pero que le gusta la entrega y las ganas que tengo y lo serio que me entreno, y yo voy a seguir así".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios