baloncesto betis energía plus

Quintana quiere más dureza

  • "No podemos permitir que el rival entre cómodo a los partidos", afirma

Óscar Quintana y Rocky Jarana siguen las evoluciones de un entrenamiento, en presencia de Txemi Urtasun. Óscar Quintana y Rocky Jarana siguen las evoluciones de un entrenamiento, en presencia de Txemi Urtasun.

Óscar Quintana y Rocky Jarana siguen las evoluciones de un entrenamiento, en presencia de Txemi Urtasun. / víctor rodríguez

El Betis Energía Plus se la juega, otra vez, como cada jornada últimamente. Esta vez será ante el Unicaja, el Domingo de Ramos en un horario atípico (18:00) por la petición expresa y escrupulosa del club costasoleño para cumplir con las horas mínimas entre partido y partido, pues jugó ayer en Alemania en Euroliga.

El técnico verdiblanco Óscar Quintana insiste en que "la salvación aún depende de lo que haga el equipo", pero reconoció que la derrota en Bilbao "fue un importante paso atrás". El rebote y la defensa, males endémicos del cuadro hispalense esta campaña, fueron de nuevo señalados como la clave, así como entrar en el partido con la mentalidad que requiere un encuentro así. "No hay que ir a por los balones como cadetes o juveniles. Debemos tener más automatizados los movimientos y el suficiente deseo de coger el rebote. Hay momentos en los que todos se paralizan y ni saltan. Hervelle cogió un rebote ante cuatro de nuestros jugadores y encima sacó una falta", indicó el técnico cántabro, que lanzó un mensaje claro a sus jugadores: "Nos cuesta entrar en los partidos. Hay que estar más duros, gastar faltas y poner intensidad al principio para no permitir al rival entrar con comodidad en los partidos. El contrario no tiene dificultades y hay que ser más duros. Y en los finales de encuentro tener más cabeza, porque en cuanto nos vemos cuatro o seis puntos por debajo nos entran las prisas por anotar y fallamos demasiado. Los nervios influyen".

El entrenador verdiblanco podrá contar ya con Txemi Urtasun, que "lleva tiempo entrenándose con el grupo y no se incorporó antes por una microrrotura". Tiene experiencia y puntos en ataque. Y mucha ilusión por jugar", indicó Quintana cara a un partido que se disputará en un horario "inusual en una ciudad como Sevilla" (Domingo de Ramos a las 18:00). "Pero hay que acatar el reglamento, porque Unicaja quiere que se respeten las horas entre partido y partido. Es un perjuicio para nuestros aficionados motivado por el Unicaja. El Betis no tiene ninguna responsabilidad", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios