Rafa Muñoz logra la medalla de bronce en los 100 metros mariposa

  • El nadador cordobés terminó tercero en la prueba del Mundial de Natación de Roma, por detrás de Phelps y Cavic.

El nadador cordobés Rafael Muñoz dio a España su décima medalla en el Mundial de Roma 2009, un bronce, al quedar tercero en la final de los 100 metros mariposa en la que Michael Phelps se llevó el oro y batió el récord del mundo en la categoría con un tiempo de 49 segundos y 82 centésimas.

Muñoz, medalla de bronce en el Mundial de Roma en los 50 metros mariposa, se hizo con otro metal en esta prueba y batió además el récord de España de nuevo con un tiempo de 50 segundos y 41 centésimas. Esta marca del español mejora el récord nacional de la categoría que el propio Muñoz ostenta con un tiempo de 50 segundos y 46 centésimas, logrado el pasado 25 de abril en la ciudad francesa de Montpellier.

Muñoz llegaba después de clasificarse ayer en tercer lugar para la final y tras competir en una de las dos semifinales con Phelps, detrás del que el español concluyó la carrera en la misma serie. El tiempo de ayer de Muñoz, que ostenta además el récord del mundo en los 50 metros mariposa (22 segundos y 43 centésimas), fue de 50 segundos y 59 centésimas, a 13 centésimas de la que hasta ahora era plusmarca de España.

Por delante del cordobés quedó Phelps, que suma su cuarto oro en el Mundial y pulverizó la plusmarca mundial que el serbio Milorad Cavic batió ayer con un tiempo de 50 segundos y 1 centésima en las semifinales de la prueba. La plata fue precisamente para Cavic, quien paró el cronómetro en los 49 segundos y 95 centésimas.

Éste es un nuevo metal que añadir al palmarés particular que Phelps tiene en este Mundial de Roma que concluye este domingo y en el que hasta ahora el de Baltimore había ganado 3 medallas de oro -la última ayer- y una de plata. Los tres oros del estadounidense, ocho veces campeón olímpico en Pekín 2008 y seis en Atenas 2004, fueron los de los relevos 4 por 100 y 4 por 200 libre, así como el de los 200 metros mariposa, en el que Phelps batió su propio récord del mundo. La plata fue en la categoría de los 200 metros libre, en la que sucumbió en la final ante el alemán Paul Biedermann, uno de los principales rivales contra los que ha tenido que competir Phelps en las piscinas del Foro Itálico.

En este continuo batir de récords por el que pasará a la historia el Mundial de Roma, tanto Phelps como Muñoz han puesto su granito de arena, ya que han sido capaces de o bien superarse a sí mismos o a sus rivales. Así, Phelps pulverizó el pasado miércoles la plusmarca mundial que logró en los 200 metros mariposa en los Juegos Olímpicos de Pekín (1 minuto 52 segundos y 3 centésimas) con un tiempo de 1 minuto 51 segundos y 51 centésimas en la final de la categoría. Contribuyó además a que Estados Unidos batiera por una centésima su propio récord del mundo de los relevos 4 por 200 metros libre al registrar un tiempo de 6 minutos, 58 segundos y 55 centésimas en la final de la categoría.

El pasado domingo Muñoz batió hasta en dos ocasiones el récord del Campeonato del Mundo de los 50 metros mariposa, llegando a dejarlo en los 22 segundos y 68 centésimas, plusmarca que Cavic pulverizó un día después en la final de la categoría con un registro de 22 segundos y 67 centésimas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios