Grupo d

Rakitic pide la pelota

  • La casi segura baja por lesión de Modric otorgará un protagonismo destacado ante España al barcelonista "Necesitamos el balón", afirma.

Con Luka Modric entre algodones, Croacia necesitará mañana la mejor versión de Ivan Rakitic para medirse a España. Pero, lejos de asustarse, el centrocampista del Barcelona lo celebra.

"El fútbol es así y hay que pisar el acelerador cuando te toca", señaló el jugador en la concentración de su selección en Deauville, en el norte de Francia.

Modric, la brújula del medio del campo croata, tiene una lesión que quizás le impida jugar el duelo de Burdeos y ayer tampoco se entrenó. Una baja crucial para el equipo ajedrezado, a pesar de que tiene la clasificación casi atada incluso si pierde. Pero Croacia puede respirar algo. Si no está el 10, al menos está un Rakitic que no rehúye el compromiso y que llega a la Eurocopa en plenitud de forma tras conquistar el doblete de Liga y Copa con el Barça.

"Me siento bien, muy cómodo. Lo que haga falta para mi selección lo haré. Si hace falta que juegue de lateral o de portero da igual, sinceramente. Lo más importante es ver que me siento bien, cómodo y es lo que quiero mostrar porque es lo que hace falta", analizó en su castellano con ligero acento andaluz.

Rakitic, que nació hace 27 años en la ciudad suiza de Rheinfelden, está disputando su primer torneo con Croacia desde que en 2014 dio el salto al Barcelona. Y ahí, en uno de los clubes más exigentes del mundo, se hizo con un lugar en el once titular y no ha parado de levantar trofeos: dos Ligas, dos Copas, una Liga de Campeones, una Supercopa de Europa y un Mundial de clubes en dos temporadas.

Y ahora, la Eurocopa con una de las mejores selecciones croatas que se recuerdan. "A esta llego con más experiencia", comparó con los torneos continentales de 2008 y 2012. "Puedo dar un nivel más alto que en otros torneos. Además, con el peso que tengo ahora en mi selección uno se siente más dentro", añadió el jugador, que desde que debutó en septiembre de 2008 jugó hasta el momento 78 partidos con Croacia, aportando 12 goles. "No quiero que se acabe aquí, quiero que dure más. Para eso trabajo. Siempre lo digo, vivo para estos momentos y voy a intentar hacer todo lo mejor para jugar todos los partidos posibles".

Rakitic es un fijo en el once titular del seleccionador Ante Cacic. Y con Modric entre interrogantes, muchos focos se posarán sobre el barcelonista. "Esperemos que Modric llegue, el sábado entrenó un poco con ejercicios de recuperación, a ver cómo está. Lo importante es ver cómo se siente. Si no está, pues aquí estamos 23 jugadores y vamos a pelear para hacer un gran partido", dijo.

El partido de mañana en Burdeos será todo un reto para Rakitic. Acostumbrado al juego del Barça, a tener la pelota, a dominar desde la posesión, a compartir camiseta con Iniesta, ante España le espera todo lo contrario. Correr detrás del balón, defender sin él, jugar a la contra y sufrir a Iniesta. "España es única", señaló el jugador croata. "Necesitamos el balón, vamos a intentar tenerlo el máximo tiempo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios