baloncesto betis energía plus

Reengachados de nuevo a la liga

  • Franch apunta a la mejora en defensa y la definición de los roles en el equipo como las claves del cambio

Franch anota bajo tablero una canasta en el duelo ante el Zaragoza. Franch anota bajo tablero una canasta en el duelo ante el Zaragoza.

Franch anota bajo tablero una canasta en el duelo ante el Zaragoza. / juan carlos vázquez

Josep Franch nunca dejó de creer. Con el balance de 0-10 seguía confiando en el equipo y cuando Óscar Quintana lo dejó en el banquillo dos partidos sin jugar siguió creyendo en sus posibilidades. Su fe tuvo doble premio para terminar celebrando "un final de año muy intenso".

Para el mejor asistente del conjunto verdiblanco no hay una sola clave del cambio, pero la "mejora en defensa y el trabajo fueron decisivos" para ver ahora el panorama desde otro punto. "Nos hemos enganchado de nuevo a la liga. Hay que aprovechar esta buena inercia y la confianza que tenemos. La prueba es que ante el Zaragoza estuvimos 17 puntos abajo y seguimos creyendo", explica el base, que incide en uno de los aspectos más importantes de la mejora: "El cambio más importante es la defensa, que nos permite llegar con opciones al final de los partidos".

Ahora, "aunque el enfermo sigue delicado, ya tiene mejor cara. Ha salido de la UCI y se encuentra con muchas ganas de seguir luchando", compara el catalán, que cree que "el equipo sabe mejor a lo que juega y los roles están mejor definidos". "Sabemos quién puede responder en cada momento y todos nos entendemos mejor, porque conocemos lo que puede dar cada uno", afirma Franch, que ya ha olvidado esos dos encuentros en los que no se movió del banquillo: "No jugué esos dos choques, pero vencimos, así que los acabé encantado. Si no juego pero el Betis gana los partidos, no hay problema".

Ahora, con cuatro victorias consecutivas (ante Obradoiro, UCAM Murcia, Gran Canaria y Zaragoza), todo se ve de otra manera tras un balance de 0-10 que por momentos pesó mucho. "Ha sido un inicio muy complicado y era normal que algún día no se fuera a trabajar con la mejor actitud ni con optimismo, pero ahora se nota que la suerte ha cambiado. Hay muy buen ambiente y eso también hace ganar partidos", apunta el jugador bético, consciente que desde que salió Boungou-Colo "el equipo es otro". "Quizás antes había un exceso del juego que pasaba por sus manos. Ahora hacemos un baloncesto más coral y tenemos los roles mucho más definidos", aseguró Franch, para quien el técnico ha tenido "mucho que ver en el cambio".

Alargar la racha de victorias será difícil, ya que el próximo rival es un Barcelona irregular capaz de lo mejor y lo peor. "Es un conjunto que genera dudas, pero tiene mucha calidad y es capaz de jugar un partidazo o perder al siguiente. Pero es un conjunto que está muy bien entrenado por un técnico que es de los mejores en España. Es muy detallista y hace mucho hincapié en la mejora individual de los jugadores", indica Franch, que trabajó con Sito Alonso en el Joventut cuando éste era asistente de Aíto García Reneses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios