Reivindicación de la autoestima

  • Los internacionales españoles quieren olvidar rápido el revés ante Croacia para retomar la línea de las dos primeras citas. "Se dramatizó demasiado", reflexiona Juanfran.

La selección española ofreció su receta para olvidar la inesperada derrota ante Croacia y pensar en un futuro mejor en la Eurocopa: reivindicar su autoestima.

"No tenemos que temer a nadie", aseguró ayer el lateral Juanfran en rueda de prensa. "El equipo está fuerte, preparado para afrontar el partido ante una selección como es Italia", añadió.

Nadie como el hincha español sabe cómo pasar del cero al infinito, y viceversa. Basta un partido. En la mañana del martes ya se imaginaba viajando en avión hacia París para vivir con su selección el final de la Eurocopa. Pero la derrota ante Croacia le hizo cancelar ese ficticio vuelo y comenzó a pensar en una pronta eliminación. Quizá, el lunes ante Italia, en octavos de final.

Sin embargo, la selección española propuso un tratamiento de choque y se lanzó hacia un ejercicio de reivindicación, por más que en el horizonte se adivinen selecciones tan poderosas como Alemania, Francia o la propia Italia, la primera certeza existente.

"Se dramatizó demasiado con la derrota, nadie te regala nada. Cualquier selección en octavos se va a dejar la vida por llegar a cuartos. Italia también estará preocupada por nosotros. Será un partido muy difícil y parejo, y estoy convencido de que vamos a sacar lo mejor de nosotros y pasar", reflexionó Juanfran.

Las palabras del lateral rojiblanco, uno de los señalados por la crítica por su actuación ante Croacia, llegaron tras otros mensajes de arenga.

"Analizar, reflexionar, aprender y mejorar. Ése es nuestro verdadero camino en la Eurocopa 2016. Vamos España", publicó el miércoles Sergio Ramos en su cuenta de Twitter. Y algo parecido hizo David de Gea, otro objeto de críticas: "Sólo es derrotado el que pierde la ilusión. Gracias por las críticas, me motivan. A seguir luchando!".

El equipo español parece muy consciente del ambiente que lo rodea, de lo rápido que el hincha puede pasar de la euforia al pesimismo. En la primera jornada, España ganó a República Checa con un gol de Piqué a tres minutos del final. "Si no hubiera marcado, hubiera sido diferente. Seguro", dijo Del Bosque tras el encuentro. Y ante Croacia, su equipo sufrió lo que antes celebró con un gol a tres minutos del final marcado por el adversario. Ese tanto de Perisic tuvo un doble efecto sobre la moral del español: arrugó las buenas sensaciones anteriores y llevó a España a la parte más difícil del cuadro. Pero ésta parece ser la circunstancia que menos preocupa a su selección.

"Cualquier equipo se va a dejar la vida. El cuadro hay que dejarlo aparte. No debemos pensar en más allá, no tenemos que temer a nadie. Si pierdes, te vas a casa. Ellos (Italia) también. A Alemania o Francia no creo que tampoco les vayan a regalar los partidos", afirmó Juanfran.

La primera parte del plan español para preparar el partido ante Italia es el aspecto psicológico, según se ve. Refuerzo anímico, se llama. Lo siguiente es encontrar soluciones futbolísticas para superar a una Italia que espera a España con el cuchillo entre los dientes y dispuesta a organizar una maraña defensiva para intentar enredar el talento español.

"¿Por qué deberíamos tener miedo? Los chicos dan todo lo que tienen y trabajan bien. Tenemos que seguir trabajando", afirmó el seleccionador italiano, Antonio Conte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios