Remontada y autoestima

  • El Madrid, fuera de la Euroliga, reacciona en el Palau

Después de caer eliminado en la Euroliga, el Real Madrid recuperó la autoestima en el Palau Blaugrana, donde, liderado por un imperial Thompkins y un letal Carroll, dio la vuelta a un partido que el Barcelona tuvo controlado hasta el tercer tiempo.

Los locales no tuvieron suficiente con la mejor versión de Ante Tomic y dejaron escapar una ventaja de 16 puntos en el segundo cuarto ante un rival que fundamentó su triunfo en unos últimos 10 minutos impolutos.

Con la mente en el importante duelo del martes en Krasnodar, Pascual apostó por las rotaciones y dio descanso a Navarro. Aun así, su equipo no se resintió. Abrines lideró a los suyos a base de triples -tres en el primer tiempo-, acompañado por un inmenso Tomic en la pintura. En el cuadro blanco sucedía todo lo contrario. El perímetro, su principal arma, no carburaba y sólo Thomkins mantenía a los suyos dentro del partido.

La dinámica positiva de los locales se confirmó en los primeros compases del segundo cuarto. Con el Madrid descolocado, dos triples consecutivos de Satoransky y Oleson, a los que se sumó una canasta de coraje de Doellman, daban al Barcelona una máxima renta de 16 puntos.

Tras la reanudación, dio entrada Laso a un perímetro físicamente fuerte con Nocioni y Maciulis intercambiando la posición de cuatro. Su decisión despistó a la defensa azulgrana, a la que le costaba frenar la apuesta abierta de los blancos.

Los triples de Maciulis, Rudy y Nocioni acercaban a su equipo hasta que el Barcelona explotó el bloqueo y continuación de Tomic para volver a coger las riendas del partido, a pesar del poco acierto desde el perímetro.

Pero el Barça flaqueaba. Thompkins comenzó a tomar la manija de los suyos en los primeros compases del último acto, momento en el que un precipitado Barcelona se tambaleaba y encajaba un parcial de 3-17 a seis minutos para la finalización del partido, que dejaba el marcador 74-80.

Dio entrada Pascual a Tomic al final para intentar reengancharse al encuentro, pero ya era demasiado tarde. Mientras, un triple de Carroll sentenció el partido a falta de un minuto y medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios