Reparto tardío de regalos, y también carbón

  • Concordia El denominado 'Espíritu de Puerta' permite vaticinar un derbi mucho más tranquilo que los precedentes Favoritismo El Sevilla, por su condición de anfitrión y por su plantilla, parece que está más obligado a ganar que el Betis

Fecha señalaíta para el derbi oficial número 109 de los que han disputado el Sevilla y el Betis a lo largo de la centenaria historia de ambos. 6 de enero de 2008, festividad de los Reyes Magos, y, aunque de manera tardía por el horario, habrá reparto de regalos en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. De momento, parece que la primera dádiva llega a través de lo que se ha dado en llamar el Espíritu de Puerta, pues el recuerdo del malogrado futbolista sevillista, junto con el gran comportamiento de los béticos en las días posteriores a aquel hecho luctuoso, sirve para que las aguas hayan bajado mucho más calmadas que en los últimos tiempos. Nada que ver, pues, con la crispación que antecedió al último enfrentamiento de la máxima, aquella vuelta copera en el estadio heliopolitano con el busto de Ruiz de Lopera en la presidencia y una botella impactando brutalmente en la cabeza del entrenador visitante, Juande Ramos, durante la celebración del gol de Kanoute.

Por ahí, afortunadamente, todo ha ido más que bien. Los dos máximos mandatarios, José María del Nido y Manuel Ruiz de Lopera, han apelado a la sevillanía de ambos equipos para que no se produzcan incidentes en la grada. Está permitido el pique, por supuesto que sí, la gracia a la hora de animar a cada equipo, incluso los exabruptos típicos de este tipo de encuentros de la máxima rivalidad, pero lo que está absolutamente prohibido son los incidentes entre unos y otros. Sólo se trata de un partido de fútbol y así debe ser entendido por todos.

Hasta ahí lo que tiene que ver con quienes no son protagonistas y quieren usurpar el papel de los que verdaderamente lo son, los futbolistas de uno y otro equipo. Porque dentro del campo habrá once hombres defendiendo la camiseta blanca y otros once luchando con la elástica verdiblanca. Ahí, sin embargo, no todos recibirán regalos, ya que unos saldrán vencedores, y ésos sí estarán felices, y otros tendrán que retirarse del césped bajo el sentimiento de la frustración. El carbón de los Reyes Magos, por tanto, también puede aparecer para uno de los dos bandos. La tercera opción sería un empate que debería ser valorado según el discurrir de los acontecimientos.

En principio, una igualada supondría carbón para los anfitriones, ya que el Sevilla en teoría, sólo en teoría, parte como principal favorito para el triunfo final. Son varios los factores a su favor. Su condición de anfitrión es el primero; su posición en la tabla clasificatoria, con cinco puntos más que el eterno rival, podría ser el segundo; y, por último, sus éxitos en los últimos años, frutos de una extraordinaria plantilla de futbolistas. El Betis, sin embargo, opondrá ilusión para continuar con esa fase de crecimiento que se le viene atisbando desde el cambio en el banquillo.

Precisamente en los técnicos puede estar otro de los elementos clave. Por primera vez en 40 años, el Sevilla y el Betis llegan a este partido entrenados por sendos hombres de la casa, ya que tanto Manolo Jiménez como Paco Chaparro dirigieron con anterioridad al filial y tuvieron que hacerse cargo, aunque por circunstancias muy diferentes, de los primeros equipos sevillanos. Ellos, mejor que nadie, conocen la idiosincracia de la ciudad y no sería extraño que ambos equipos salieran más motivados que nunca al campo.

La última cuestión hace referencia a los protagonistas directos a través de las alineaciones. En el Sevilla, salvo un par de dudas a la hora de elegir un medio centro y el extremo izquierdo, todo parece cantado para que jueguen los que sus aficionados consideran como los buenos. En el Betis, en cambio, hay más problemas por lesiones y la principal tarea de Chaparro pasa por la elección de un lateral izquierdo capacitado para frenar al vendaval que siempre originan Jesús Navas y Daniel. En definitiva, derbi número 109, Puerta en el recuerdo de todos, día de Reyes... ¿A quién le tocará el carbón?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios