Fútbol internacional · Clásico argentino

River se adueña de la Supercopa argentina al vencer a Boca (2-0)

Los jugadores de River levantan el trofeo Los jugadores de River levantan el trofeo

Los jugadores de River levantan el trofeo / Efe

River Plate celebró una fiesta completa al derrotar 2-0 a Boca Juniors, su clásico rival, y levantar la Supercopa argentina de fútbol en una definición de bajo nivel pero emotiva que se disputó en la ciudad de Mendoza, a unos 1.100 kilómetros de Buenos Aires.

El volante Gonzalo Pity Martínez (17') convirtió el primer gol con un remate de penal, mientras que el delantero Ignacio Scocco anotó el segundo (64') con un toque de derecha tras un veloz contragolpe.

River no fue mejor que Boca pero contó con una actuación descollante de su arquero, Franco Armani, figura del encuentro al impedir en al menos cuatro ocasiones el gol xeneize.

Boca lidera cómodamente la Superliga argentina, donde tiene 23 puntos más que River, pero el "millonario" fue ordenado en el mediocampo y oportuno en las dos jugadas de riesgo que tuvo.

El equipo boquense comenzó mejor el partido, asentado en el medio del campo a partir del juego del colombiano Edwin Cardona y apostando a los avances de Cristian Pavón en la izquierda.  River, en cambio, aparecía más solidario, ejerciendo presión sobre Pablo Pérez y obligando a que el inicio del juego de Boca partiera de los pies de otro de sus colombianos, Wilmar Barrios.

En el primer avance, River consiguió la apertura del resultado. Ignacio Fernández combinó con Gonzalo Martínez y cuando ingresó al área Cardona le cometió penal. A los 17 minutos, "Pity" Martínez convirtió el gol con un toque de zurda a la derecha del arquero Agustín Rossi, que eligió el otro palo.

El partido, de bajo nivel, quedó en manos de River aun sin ser un claro dominador. Sus volantes defensivos anticiparon la mayoría de las jugadas, Cardona no encontró socios y Tevez apareció desconectado del resto del equipo. Boca salió al complemento en busca del empate. A los 47 minutos, un buen pase de Pérez encontró a Pavón, que intentó tocar sobre el arquero Armani pero éste, con una gran reacción, alcanzó a rozar con su mano derecha el balón y hacerlo tocar el travesaño.

En la siguiente jugada, otra vez Armani salvó a River tras un cabezazo del defensor Paolo Goltz. Boca inclinó de a poco la cancha hacia el arco de River. Pablo Pérez y Cardona se adueñaron de la pelota, Tevez tomó más contacto con el balón y Pavón volvió a preocupar por la izquierda.

River procuró ordenarse en la mitad de la cancha y apostar a una respuesta, pero Lucas Pratto lució otras vez fuera de foco y sin preocupar a la defensa boquense. En otro minuto de riesgo para River, Armani volvió a protagonizar una doble salvada con los pies: primero ante el colombiano Fabbra y luego con el uruguayo Nández.

La respuesta de River terminó en el segundo gol. Ignacio Fernández corrió más de 50 metros en un contragolpe rápido, cedió la pelota a "Pity" Fernández y éste envió un centro para Scocco, que llevaba un minuto en la cancha y que, con un toque de derecha, marcó el segundo gol. La anotación de Scocco fue un golpe demoledor para Boca, que no tuvo respuestas futbolísticas y anímicas para buscar el descuento. 

River celebró un nuevo título y en otra definición ante Boca, tal como lo hizo en la Copa Sudamericana 2014 y en la Copa Libertadores 2015, cuando eliminó a su histórico rival siempre con Marcelo Gallardo en su puesto de entrenador y estratega.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios