Sevilla | denia · la previa

Rodaje después de las uvas

  • Copa El vigente campeón busca cerrar cuanto antes el trámite y recuperar el ritmo pensando en el derbi del día de Reyes Reacción Desde la ida, el Denia ha pasado de ser colista a undécimo de su grupo en Segunda B

Comentarios 0

Casi con las uvas aún en proceso de digestión, el Sevilla encara 2008 con un compromiso llamado a ser catalogado de trámite o rodaje de cara al derbi del día de Reyes, un duelo con más atractivo y literatura que la visita de un modesto del levante español, el Denia, que no debe hacer pasar ningún maltrago a las huestes de Manolo Jiménez.

La vuelta de la primera ronda copera para el Sevilla se presenta como una toma de contacto con el ritmo de competición una vez pasadas las vacaciones de Navidad. Se trata de empezar a engrasar los motores e ir afinando los cilindros para ese gran día de Reyes en que sea el Betis el que visite el Ramón Sánchez-Pizjuán. Pero antes, se trata de que el vigente campeón de Copa finiquite su pleito con el Denia de la forma más rápida y aseada pasible. El 1-1 que posibilitó Chevantón en el partido de ida ofrece mucha tranquilidad al equipo sevillista, sobre todo porque el rival no tiene entidad como para provocar inquietud alguna en Nervión. Aquel partido sirvió al bullidor delantero uruguayo para meterse en los planes de su entrenador gracias a su entrega y amor propio. Jiménez entendió desde ese día que el Animal podía ser un jugador aprovechable y el mejor especialista para, a modo de revulsivo, solucionar situaciones complicadas. Lo refrendó en el último partido del año ante el Racing y hoy el sevillismo puede ver al animoso punta uruguayo ante un nuevo reto: demostrar que es tan aprovechable de titular como saliendo desde el banquillo.

Es de prever que el entrenador arahalense ofrezca hoy más oportunidades a otros jugadores que no han tenido gran protagonismo en las alineaciones desde su llegada. Algunos, como en el caso de Martí, incluso han sido tentados para salir en el mercado de invierno, aunque no habrá muchas concesiones.

El rival puede decirse que llega en un buen momento. En el mejor de la temporada y de su historia, sin duda. Si cuando se celebró el sorteo de esta primera ronda copera para el Sevilla el Denia era el colista del grupo III de Segunda División B y no conocía la victoria, su situación ahora mismo es muy distinta. Prácticamente, el equipo de Lema ha tenido una reacción espectacular desde que se enfrentó al Sevilla en el pasado mes de noviembre. Ahora ocupa una cómoda situación en el centro de la tabla, undécimo clasificado, y desde entonces sólo ha perdido un partido y ha ganado cuatro, dos de ellos fuera de casa. Orihuela (0-1), Espanyol B (2-0), Levante B (1-0) y Villarreal B (0-1) han caído a manos de los alicantinos desde aquella fría noche de martes en la que los jugadores del Denia apretaron tanto al Sevilla en el Camp Nou de la turística localidad levantina que llegaron a tenerlo contra las cuerdas. El equipo de Jiménez venía tocado de una derrota en Villarreal en la que Mosquera y Daniel -el brasileño por una de sus autoexpulsiones-fueron señalados como culpables y la psicosis por las jugadas de estrategia en defensa se iba comiendo la moral de los blancos. En Denia (primer partido oficial de De Sanctis y últimode Boulahrouz) también hubo despiste fatal en esta faceta, aunque, como ha quedado dicho, todo lo llevó a un camino más cercano a la normalidad la aportación de Chevantón.

Jiménez mantiene en su convocatoria a todos sus delanteros salvo Kone, que pasó una gastroenteritis. Cuatro puntas en una lista de 16 en la que no falta gente como Daniel Alves o Jesús Navas dice mucho de la seriedad con que se toman estas cosas. No es para menos. El Sevilla es el campeón y quiere volver a serlor. Por eso hay que dejar el mínimo lugar a la sorpresa.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios