Ronaldinho pierde su contrato con Coca Cola por aparecer con una Pepsi

  • El futbolista del Atlético Mineiro perderá los 724.000 dólares que cobraba al año de la marca de refresco.

El brasileño Ronaldinho Gaúcho perdió el contrato que tenía con Coca Cola, que le suponía unos 742.500 dólares al año, debido a que apareció en una entrevista con  una lata de Pepsi y al deterioro de su imagen, informó el diario  O Estado de Sao Paulo. "El hecho de que el jugador haya aparecido con una lata de Pepsi  fue la gota que colmó el vaso para Coca Cola, pero ciertamente no fue el único motivo de la rescisión", dijo el jefe del departamento de  marketing de la empresa, Marcelo Pontes, en declaraciones que divulga el rotativo. 

La aparición de Ronaldinho con latas de Pepsi Cola fue el 4 de  junio durante una rueda de prensa que ofreció cuando fue presentado  de forma oficial por el Atlético Mineiro, que lo fichó tras su  controvertida salida del Flamengo. Otro factor que incidió en la decisión de romper el contrato,  agregó Pontes, fue que el jugador "no despuntó como crack y su nombre aparece más asociado a noticias negativas". 

"El patrocinio se volvió embarazoso", subrayó el ejecutivo. La imagen de Ronaldinho Gaúcho comenzó a deteriorarse poco después  de su regreso a Brasil, a comienzos de 2011, cuando abandonó el  Barcelona y firmó contrato con Flamengo, club que ostenta la mayor hinchada del país y que lo recibió con bombos y platillos. Tras un primer periodo de buen desempeño, Ronaldinho comenzó a  apagarse dentro de la cancha y paralelamente a tener conductas  inapropiadas fuera del campo de juego. 

Entre otras actitudes que le reportaron la indignación de la  afición brasileña están sus ausencias sin justificación a las  prácticas; las reiteradas fiestas organizadas por él que duraban  varios días con sus noches; las quejas de sus compañeros, que reclamaban que iba a entrenar sin dormir y acababa durmiéndose  "contra lo que se apoyaba"; e incluso acusaciones de sobornar a los  empleados de los hoteles para que le llevaran bebidas alcohólicas a  la habitación durante las concentraciones, entre otras. 

En un escueto comunicado, la empresa se remite a informar que la  decisión de cancelar el acuerdo comercial, firmado en noviembre de  2011, se debe a "hechos recientes que hacen imposible la continuidad  de la sociedad entre el jugador y la empresa".  En el marco de su mala fase, Ronaldinho perdió también el  patrocinio de la agencia de marketing deportivo Traffic, que se  asoció en su momento con el Flamengo para contratarlo.  Según O Estado de Sao Paulo, el hermano y empresario de  Ronaldinho, Roberto Assis Moreira, no respondió a los llamados para  comentar la decisión de Coca Cola. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios