Schumacher, "muy frustrado y triste" por no poder correr en Valencia

  • El heptacampeón del mundo no se ha recuperado de una lesión en el cuello.

Comentarios 2

El heptacampeón de Fórmula Uno Michael Schumacher dijo este miércoles estar "frustrado y bastante triste" por no poder cumplir su sueño de reaparecer para sustituir al brasileño Felipe Massa, debido a que no se ha recuperado de la lesión del cuello que sufre.

"Estaba muy contento de poder ayudar al equipo, pero las condiciones son las que son y no ha podido ser", señaló Schumacher, en una conferencia de prensa convocada en Ginebra.

"Hice todo lo que pude, pero no funcionó. No pude cumplir el objetivo", señaló, claramente conmovido.

El corredor, dejó claro, no obstante, que su salud es lo principal y por lo tanto la única opción que tenía era tirar la toalla.

"Siempre dejé claro que volvería a condición de que estuviera recuperado", señaló Schumacher, y agregó que considera "natural" y "una muestra de responsabilidad" su decisión.

No obstante esa certeza, explicó de forma pormenorizada, su frustración. "Toda la preparación iba muy rápida, perdí cuatro quilos con facilidad, tenía el mismo peso que cuando me retiré, todo iba en la dirección correcta, pero un sólo problema, pero el más importante, me lo ha impedido".

Schumacher se cayó el pasado 11 de febrero en unas pruebas en motocicleta, en el circuito de Cartagena en España, y esa aparatosa caída le causó varias fracturas, de las cuales se ha recuperado sin problema, excepto de la más grave.

"En febrero Michael tuvo el peor accidente de su carrera, y en él sufrió una fractura de una de las venas que llegan al cerebro y que pasan por la unión entre la cabeza y las cervicales", señaló el médico personal de Schumacher, Johannes Peil.

Esa fractura es la que provocó el intenso dolor que el corredor sintió durante los entrenamientos y que determinaron su retirada.

"El único problema que le impide correr en Fórmula uno está precisamente en el occipital", agregó Peil.

Peil explicó que los dolores sólo comenzaron cuando Schumacher se subió al coche de Fórmula uno.

"Me sentí muy cómodo al volante, fue muy natural. Todo, la velocidad, el ruido, todo iba bien excepto el dolor. Bajo esa tensión, ese estrés, es cuando el dolor fue insoportable", confesó el corredor.

No obstante, el corredor no lamentó haberse caído de la moto que ahora le ha impedido volver a los circuitos. "Yo creo en el destino y era mi destino caerme ese día. Puedes ver la parte positiva y decir que salí vivo del accidente", afirmó, aunque confesó que sí que se siente "decepcionado" porque esa caída "le impidió hacer lo que deseaba".

Asimismo, dejó claro que no se arrepiente de haberse retirado en el 2006: "Tenía las baterías vacías".

Schumacher no quiso hablar del futuro, ni de si cabe la posibilidad de otro intento de volver a la Fórmula uno.

"Es algo en lo que ahora no pienso. Estoy pasando el peor momento de mi carrera con lo que no estoy pensando en el futuro", afirmó.

El campeón dio las gracias a Ferrari "por el apoyo que ha brindado estas dos semanas, y sobre todo los fans por su apoyo y entusiasmo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios