Deportes

Semana clave de cara a la planificación de la plantilla

  • Emaná saldrá si llega una oferta muy satisfatoria; Aurelio es un jugador fundamental para nosotros2, asegura José León.

Comentarios 6

El Betis inicia la semana con muchas incógnitas por resolver en cuanto al cierre de su plantilla, pues son muchos los frentes que tiene abiertos en lo referente a la entrada y salida de futbolistas. Como si de una norma habitual se tratase, el club verdiblanco llega a los días previos al inicio de la Liga con la incertidumbre de saber qué jugadores se quedarán a las órdenes de Antonio Tapia, además de los refuerzos que deben llegar.

En esta tesitura, el perjudicado será el técnico de Baena, quien, ante los movimientos que se avecinan en torno al equipo en materia de idas y venidas, ya ha dejado claro que el arranque de Liga no será fácil. En un análisis línea por línea, llama la atención el exceso de equipaje que el entrenador del cuadro heliopolitano tiene en la portería. Casto, Ricardo y Goitia –Adrián jugará en el filial–, tres porteros para un sólo puesto.

No obstante, pese a que tanto el club como el meta portugués mostraron días atrás un mismo discurso, todo hace indicar que el luso se marchará. La defensa es, hasta el momento, la línea que más débil se ha mostrado en los partidos de pretemporada. Nano y Rivas no terminan de convencer a Tapia, que baraja la posibilidad de contar con Arzu como central o bien apostar por Carlos García y Melli en el eje de la zaga.

Ante esto, no hay que descartar que el conjunto heliopolitano se decantase por la incorporación de un nuevo central, aunque la prioridad principal radica en reforzar la zona de ataque. En este sentido, todo está a expensas de lo que ocurra con el futuro de Sergio García, Emana y Pavone.

El atacante catalán, a priori, es el que más papeletas tiene para quedarse. Su elevada ficha y el alto precio que pide el Betis son los principales inconvenientes a la hora de recibir ofertas por él. La situación del camerunés es la más complicada. El Bolton ha vuelto a mostrar interés por hacerse con sus servicios, pero los ocho millones de euros que ofrece se antojan insuficientes. El ex jugador del Toulouse quiere salir, pero en el Betis son reacios a su marcha si no llegan propuestas más suculentas. En el caso de Pavone, el jugador ya ha dejado claro que jugaría en la Liga Adelante, pero mantiene la idea de regresar a su país. Otro futbolista de ataque que podría salir es Dani, que sigue recuperándose de su lesión de rodilla.

La zona del centro del campo está bien cubierta, aunque no hay que descartar la llegada de Nacho, polivalente futbolista con el que Tapia espera contar.

También está en el aire el tema del contrato televisivo. De momento, el aficionado bético se quedará sin ver los partidos de su equipo por la televisión, aunque son muchos los que creen que todo es una estrategia del club para lograr más abonados. Las respuestas a todas estas incógnitas deben aclararse en próximas fechas, pues el tiempo pasa y cada vez falta menos para que el balón eche a rodar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios