Serrano le regala el triunfo al Deportivo

El Deportivo obtuvo ayer una victoria por la mínima, y de penalti, y puso la soga en el cuello de un Levante que parece abocado, ya de forma casi definitiva, al descenso a Segunda.

El triunfo del conjunto gallego fue inmerecido, como inmerecida hubiese sido una victoria local, y el premio de los tres puntos se antoja excesivo para el rácano juego que se vio.

Durante la mayor parte de los primeros cuarenta y cinco minutos el juego de ambos equipos careció por completo de profundidad o emoción. Tras el paso por los vestuarios, las órdenes de los entrenadores cambiaron y ambos equipos se lanzaron al ataque con la intención de buscar el gol rápidamente y replegarse. En apenas dos minutos, Viqueira y Riga pudieron adelantar al Levante. Al instante, el conjunto de Lotina dio la réplica.

El encuentro parecía abocado al empate sin goles de forma irremediable, pero de nuevo la mala fortuna se apareció para los locales. En una acción sin apenas peligro, el central José Serrano tocó el balón con la mano dentro del área y el árbitro vio la pena máxima igual de evidente que todo el estadio. Sergio fue el ejecutor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios