LaLiga 1|2|3

Un engranaje sin dientes (0-0)

  • Sevilla Atlético y Rayo Vallecano empatan sin goles en un partido sin chicha

  • La mejor noticia, que la ciudad deportiva vio sumar a los suyos

Matos acude en busca de un balón perseguido por un jugador del Rayo. Matos acude en busca de un balón perseguido por un jugador del Rayo.

Matos acude en busca de un balón perseguido por un jugador del Rayo. / Víctor Rodríguez

La primera victoria del curso deberá esperar, al menos, una jornada más. Sevilla Atlético y Rayo Vallecano empataron sin goles en un partido flojo por ambas partes, que vino a menos con el paso de los minutos, y en el que los de Luis García Tevenet demostraron que al engranaje que debe suponer su juego todavía le faltan algunos dientes para que el conjunto termine de arrancar.

Verdes, excesivamente verdes, se vio a los pupilos sevillistas en el tercer empate del curso. La mejor noticia del encuentro ante los vallecanos fue, sin duda, que la ciudad deportiva ha visto cómo su equipo sumaba el primer punto como local de la temporada. El primero de muchos, esperan los aficionados, sin duda, para cimentar una salvación que esta temporada será algo más complicada que la pasada, a tenor de lo que se ha visto en este arranque de competición.

Cierto es que la campaña no ha hecho más que comenzar, y que no es cómo se empieza, si no cómo se acaba, pero las bases en este inicio no han sido todo lo buenas que se esperaban.

El partido del Sevilla Atlético ante el Rayo tuvo poca chicha desde el pitido inicial, y encima el gas se fue perdiendo con el paso de los minutos.

Sólo Marc Gual parecía tener esa chispa para aportar algo diferente sobre el césped, aunque la pólvora del delantero catalán continúa mojada. Con Curro tratando de hacer de enganche, sus combinaciones fueron de lo más peligroso, pero ninguno de los dos fue capaz de anotar para desequilibrar la balanza a favor de sus intereses.

El propio ariete tuvo la primera ocasión del choque a los diez minutos tras salir a la contra después de robar la pelota en el medio del campo. Tras llegar a la frontal y quitarse de enmedio a un rival con un buen recorte, el disparo con la zurda de Gual se marchó ligeramente desviado de la portería.

El susto llegó poco antes del ecuador de la primera mitad después de que el colegiado anulara un gol al Rayo Vallecano por un milimétrico fuera de juego. Dudoso, sin duda, aunque el público celebró la decisión arbitral que mantenía las tablas en el marcador.

Una buena combinación entre Curro y Marc Gual dentro del área acabó con la pelota en posesión del mediapunta, aunque su disparo, desde el punto de penalti, se marchó por encima de la portería rayista.

El Rayo tuvo la ocasión más clara del partido en la prolongación de la primera mitad. La pelota le llegó a Óscar Trejo, quien dentro del área disparó cruzado y su chut se marchó a la izquierda de la portería de Juan Soriano, titular ayer por la ausencia de Caro, que anduvo aquejado de un proceso febril.

La segunda parte comenzó con ritmo, aunque todo quedó en buenas intenciones. Marc Gual lo intentaba con desmarques, Embarba por parte rayista trataba de hacer peligro por banda, aunque ni sevillistas ni madrileños conseguían el objetivo de llegar con peligro a la portería rival.

Una ruleta con mucha clase de Carmona, muy voluntarioso en ataque y efectivo atrás en sus duelos con los rivales, fue de lo más destacado de una segunda mitad que careció de atractivo alguno.

Con empate y sin goles por segundo partido consecutivo, el Sevilla Atlético de Luis García Tevenet demostró que todavía tiene mucho trabajo por delante para labrarse la permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios