LaLiga 1|2|3

Invitados al homenaje a Quini (0-1)

  • Un inofensivo Sevilla Atlético suma su octava derrota consecutiva ante el Sporting que hizo lo justo para vencer

  • Tevenet acabó expulsado después de protestar una decisión arbitral

José Lara intenta marcharse de los sportinguistas Álex Pérez y Jordi Calavera. José Lara intenta marcharse de los sportinguistas Álex Pérez y Jordi Calavera.

José Lara intenta marcharse de los sportinguistas Álex Pérez y Jordi Calavera. / Juan Carlos Muñoz

Sin fuerza, sin garra ni alma, sin corazón y con los brazos prácticamente bajados en la pelea por la permanencia. El Sevilla Atlético encadenó su octava jornada consecutiva con derrota. En esta ocasión ante un Sporting que vivía una de sus semanas más duras tras la muerte de un emblema como Quini y que llegaba a la ciudad deportiva con ganas de rendirle un homenaje a su leyenda.

Y lo hizo con una victoria a la que el filial sevillista apenas se opuso, casi sumiso y rendido a su rival antes de empezar, que rompía una racha de casi cuatro meses sin ganar lejos de El Molinón. Venció el Sporting prácticamente con lo justo, después de una primera parte en la que el conjunto entrenado por Rubén Baraja fue mucho más equipo que su contrincante.

La falta de hambre del filial sevillista hizo que casi pareciera haber aceptado la invitación del cuadro asturiano a homenajear a Quini. Y sin rechistar. Los primeros acercamientos llegaron del lado visitante, que encontraba autopistas en los laterales gracias a las combinaciones entre Canella y Jony por el flanco izquierdo y Calavera y Carmona por el derecho. El ex futbolista del Málaga, muy activo, intentó sorprender en varias ocasiones a Ondoa, que repetía bajo palos.

El Sporting manejaba el partido a su antojo, con el control y la posesión de la pelota y sólo Curro, con un disparo desde la frontal que Mariño detuvo sin muchas complicaciones, intentó despertar a su equipo. Pero sólo fue un espejismo. Prácticamente en la siguiente jugada llegó el que a la postre sería el único tanto del partido. En una nueva jugada por la izquierda, una combinación entre Carmona y Calavera permitió al cuadro asturiano entrar en el área y poner un balón suave que se paseó por el área chica y que Rubén García, solo y sin marca, empujó para adelantar al equipo visitante.

El golpe del gol no fue el único que se llevó el Sevilla Atlético antes del término de la primera mitad. Luis García Tevenet, técnico del cuadro local, terminó expulsado por protestar una decisión arbitral. De nuevo, tal y como ocurrió la pasada semana con Carlos Fernández, un miembro del plantel sevillista se marchaba al vestuario antes de que terminara el partido. Pitarle al filial es muy sencillo y cada fin de semana se demuestra.Quizás noqueado por ambos mamporros, el Sporting tuvo un nuevo acercamiento antes del descanso. Tras un córner, Álex Pérez, sin marca, remató mal en una intentona para batir al meta del filial.

El guión cambió tras el paso por vestuarios. El Sevilla Atlético intentó tomar el protagonismo, con un Sporting que contemporizaba las posesiones y miraba, agazapado, cada posibilidad de salir al contraataque. Pese a los acercamientos del filial, sobre todo a balón parado, las escasas ocasiones de verdadero peligro llegaron del bando visitante. Jony de nuevo, tras una jugada personal, intentó sorprender a Ondoa, aunque su disparo se marchó alto.

Buscaba el filial sevillista ese gol que le permitiera quebrar esa dinámica de siete derrotas consecutivas con las que llegaba al partido, aunque no fue hasta el tramo final del choque, con varios disparos de Curro, uno de ellos de falta que Mariño lanzó a córner, cuando el equipo local de verdad apretó para buscar un punto. Pero el intento quedó en nada. Y tras un choque de cabezas entre Chacartegui y Álex Pérez, que acabó con el sportinguista en camilla, el conjunto de Tevenet firmó su octavo tropiezo consecutivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios