Agustín López Páez

"El Sevilla me formó y estudié en la misma banca que Tito Vilanova"

  • Agustín López Páez es el nuevo entrenador del juvenil de División de Honor, campeón de España en el que ha sido ayudante de Diego Martínez.

Comentarios 2

Agustín López Páez (Sevilla, 9-10-1974) es el nuevo entrenador del juvenil de División de Honor, campeón de España en el que ha sido ayudante de Diego Martínez. Tras 14 años en el Sevilla, se estrenará en la dirección de un equipo. "Soy una herramienta del club", dice.

-¿Cómo acogió la noticia?

-Con mucha felicidad, mucha ilusión... Y mucha responsabilidad. Fue una sorpresa porque después de 14 años en el club en distintas funciones, y siempre en la sombra, ha sido una decisión que engrandece al club, porque muestra su confianza en la gente de la casa.

-De preparador físico a técnico...

-Entré con un equipo que recordaré toda mi vida, porque tuve al que luego sería un campeón del mundo, Sergio Ramos. Estaba Antonio Vera, Rubén Jurado, delantero que ahora juega en Polonia... Era el alevín de Antonio Leiva y estuve tres años. Luego Pablo Blanco me subió al cadete con Fermín Galeote.

-¿Recuerda a todos los entrenadores con los que ha trabajado?

-Sí. Yo era el preparador físico pero hacía funciones de segundo entrenador, porque antes no existía el puesto de ayudante. Y así he estado con Antonio Leiva, Mariano Pulido, Fermín Galeote en dos etapas, Ramón Tejada, Miguel Ángel Gómez, Diego Martínez… De todos he cogido lo bueno. Soy de espíritu muy positivo y no me quedo con lo negativo. De hecho, tengo muy buena relación con todos y siendo segundo es complicado, porque es inevitable que haya roces.

-¿Por qué cree que la dirección deportiva le da a un segundo entrenador la joya de la cantera?

-Es la apuesta por la continuidad. Diego Martínez ha tenido el justo premio de ir al primer equipo porque también responde a un proyecto que empezó hace tres años Monchi con el área de metodología y tecnificación. No hay que darles excesiva importancia a los resultados, porque cambian de un año para otro, pero en el tercer año hemos sido campeones en infantiles, cadetes y Liga Nacional, y en División de Honor, al más alto nivel.

-¿En qué consiste este proyecto?

-La metodología es la unificación de criterios en los distintos escalafones, no sólo de sistema de juego, sino de criterios deportivos y extradeportivos: la formación integral. Felipe del Valle vigila la alimentación, el descanso... Y la tecnificación, en la que he trabajado con Francisco, es la mejora individual.

-¿Qué puede aportar Diego Martínez al primer equipo?

-Es una persona muy cualificada. Tácticamente es muy bueno y tiene una capacidad de transmisión muy grande, y eso es clave en un colectivo. Puedes tener los conocimientos, pero si la transmisión falla…

-¿Cuál es su objetivo ahora?

-Mi objetivo es formar futbolistas y crecer como herramienta al servicio del club. La idea es mantener el programa de trabajo y, sobre todo, ayudar a los jugadores a que multipliquen sus registros y conocimientos, para que entrenar con el primer equipo no sea un escalón, sino un paso más. Quedar campeones es pensar en el último momento. Lo que más me ilusiona es ver el desarrollo integral del futbolista. Y también quiero crecer para agradecer la formación que me ha dado el club. El Sevilla me pagó el Máster de Alto Rendimiento de Barcelona, el mejor de España. Lo dirige Paco Seirul·lo y allí estudié en la misma banca que Tito Vilanova.

-¿El espejo es el modelo del Barça?

-Nosotros también llevamos una estructura de cantera envidiada a nivel internacional. Sólo hemos dado una vuelta de rosca más al gran trabajo de estos años, sin necesidad de fijarnos en el Barcelona, que tiene un estilo y una estructura muy definidos y exitosos.

-¿Y por qué se ve reflejado eso en el primer equipo tan a cuentagotas?

-Hemos vivido una época dorada y ha habido jugadores que han taponado la cantera. Pero la Primera, la Segunda y la Segunda B están llenas de exsevillistas. Hay jugadores preparados para el primer equipo, pero son muy jóvenes y hay que tener paciencia. Álex Rubio puede hacer la pretemporada con el primer equipo, pero como crece es jugando 30 partidos con el Sevilla Atlético.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios