Betis- Getafe

Sólo vale reconciliarse

  • El Betis recibe al Getafe bajo la disconformidad de la afición con la imagen ofrecida en el derbi y la Copa. Con un triunfo saldría, salvo sorpresa, del descenso y un tropiezo ahondaría la crisis

Comentarios 1

No ha sido ésta precisamente la mejor semana para Paco Chaparro desde que el pasado 2 de diciembre asumiera el cargo de entrenador de la primera plantilla. Dos derrotas consecutivas, dolorosas ambas ya sea por el rival como en el derbi o por la imagen ofrecida ante el Valencia; declaraciones salidas de tono tanto del presidente, José León, como de jugadores con peso en el equipo, como Sobis o Edu; y el malestar existente en la afición, que incluso ha afectado al vínculo existente con Chaparro, algo inimaginable hace tan sólo diez días.

Por si fuera poco, el técnico bético ha justificado su tropiezo del miércoles con la importancia del partido de esta tarde, por lo que un tropiezo aumentaría el distanciamiento existente entre el equipo y la grada. La sempiterna crisis institucional  en la que está inmerso el club, y cuyo final no se vislumbra en el horizonte, no debe ocasionar que se erosione la relación entre banquillo y grada, que ha sostenido al equipo en las dos últimas temporadas.

Pero la importancia del partido no sólo radica en lo que fin de crisis se refiere. El conjunto verdiblanco lleva ocho jornadas consecutivas en los puestos de descenso, desde el partido en el Camp Nou, y un triunfo ante el Getafe le dejaría, casi con total seguridad, fuera de los puestos de descenso. El décimo clasificado sólo se encuentra a tres puntos de distancia y pese a que únicamente Recreativo y Valladolid se enfrenten de los equipos que le anteceden en la clasificación, una victoria le permitiría abandonar tan delicada situación.

Chaparro reservó en la Copa a la mayor parte de jugadores que saldrán hoy de inicio, aunque la lesión de última hora de Damià le podría obligar a cambiar de planes. Ricardo será, de nuevo, el meta titular; Ilic, Juanito, Melli y Damià, si se recupera, conformarán la zaga, con el catalán de nuevo como circunstancial lateral zurdo; Arzu, Rivera y Juande ocuparán el trivote, ahora sí compuesto únicamente de centrocampistas, algo que no ocurrió en el derbi; mientras que Edu, Xisco y Pavone, parecen seguros en el tridente ofensivo, aunque Mark González también cuente con algunas opciones.

Pero el Getafe de Michael Laudrup también acude a Heliópolis con ciertas urgencias. Sólo tres puntos por encima de la zona de descenso, que marca el Betis, los azulinos han marcado esta visita como clave para no pasar apuros. Pese a contar con bajas como las de Uche o Pablo Hernández, los azulinos resaltan por su manejo del balón, con jugadores como De la Red o Granero.

A Chaparro no le valen las excusas y, aunque esta semana ya avisó a la grada del sufrimiento que se avecina otro año más, la reconciliación entre la grada-banquillo-plantilla se hace más necesaria que nunca. Lo dicho, reconciliación o crisis profunda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios