Telaraña de máxima seguridad

  • El partido inaugural evalúa ya el enorme despliegue por la amenaza terrorista. "Ningún evento deportivo estuvo tan vigilado en Francia", afirma el ministro de deportes del anfitrión.

"Francia es de largo el país más amenazado hoy en día": la frase del jefe de los servicios de inteligencia franceses, Patrick Calvar, permite hacerse una idea del dispositivo de seguridad que desplegó y desplegará el país galo durante en la Eurocopa.

Policías, militares, seguridad privada, aplicaciones para informar de posibles amenazas y cacheos formarán parte del día a día del torneo de fútbol que arranca hoy en el Stade de France de Saint-Denis, escenario de dos de los momentos más importantes de la historia francesa en las últimas décadas.

Si hace 18 años el Stade de France vio a Les Bleus levantar su primer Mundial con la generación comandada por Zinedine Zidane, hace siete meses vivió momentos de pánico y terror con el estallido de las primeras bombas de los atentados del Estado Islámico del 13-N. Y la milicia terrorista anunció en el inicio del mes de Ramadán, hace unos días, nuevos ataques en el mundo.

La noche del 13 de noviembre aún hace temblar a muchas personas en París y los 130 muertos que dejaron los ataques cambiaron por completo la organización de la Eurocopa.

Sólo en Saint-Denis habrá esta noche durante el Francia-Rumania, el partido inaugural de la Eurocopa, más de 1.250 agentes privados que formarán dos círculos de seguridad. Todos los aficionados serán cacheados en dos ocasiones y tendrán que enseñar sus bolsas. Habrá, además, hasta 1.100 policías y gendarmes.

Los estadios centran especialmente la atención de las fuerzas de seguridad. Cada uno de ellos estará protegido por un doble perímetro de seguridad durante los partidos y tendrá a mano un promedio de 900 efectivos de seguridad, sostuvieron los organizadores.

"Ningún evento deportivo en Francia estuvo jamás tan vigilado", apuntó el ministro de deportes del país, Patrick Kanner.

Pero las preocupaciones continúan. Algunos futbolistas han viajado sin sus familias por el temor a un atentado y según una encuesta realizada por Odoxa en mayo, tres de cada cuatro franceses temen que haya un atentado durante el torneo. Los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido, además, advirtieron a sus ciudadanos que viajen a la Eurocopa que extremen las precauciones.

A mitad de mayo, durante la final de la Copa del fútbol francés, un partido que se tomó como una prueba de seguridad para la Eurocopa, varios hinchas introdujeron bengalas a las gradas. Una publicidad no precisamente buena para la organización.

Otro problema que surge es cómo realizar los controles a la entrada de los estadios. Hay que vigilar y cachear a todos, pero ello provocaría una larga fila de personas que podría ser un objetivo de los terroristas. El duelo de hoy será una prueba para comprobar cómo de efectivos son los controles.

"La Eurocopa es una forma de responder al odio, a la división, al miedo, al horror", dijo recientemente el presidente francés, François Hollande.

Y según se aproxima el evento, Francia insiste en poner el fútbol por delante de la seguridad. "El fútbol sirve para dar placer a la gente y para despertar sentimientos positivos e ilusiones", aseguró el ex capitán de la selección francesa Liliam Thuram en una entrevista publicada ayer por el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

Francia espera 2,5 millones de espectadores y un millón de visitantes extranjeros para los 51 partidos, que se repartirán en diez estadios de nueve ciudades distintas.

Ya después de los terribles atentados de noviembre en París, los organizadores de la Eurocopa 2016 dijeron que aumentarían el presupuesto de seguridad del torneo en un 15%. La Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA) aumentó, además, en un 7% la cifra de agentes de seguridad privada para vigilar los estadios, campos de entrenamiento, hoteles oficiales y centros de prensa.

El ente rector contrató a unos 13.000 efectivos de seguridad privada que se sumarán a los 72.000 policías y gendarmes franceses.

Esa telaraña de seguridad también está formada por policías extranjeros y cuerpos especiales de desintoxicación preparados para un ataque con armas químicas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios