'Transformaciones' de un futbolista

  • Pedro Píriz. Preparador físico del Recreativo de Huelva y profesor de la Universidad de Sevilla

La A-49 se convirtió hace unas semanas en el camino de su trabajo, el mismo de su padre, Aureliano, cuando Pedro era aún un niño. "Él era conductor de Damas y yo, los fines de semana o cuando estaba de vacaciones, lo acompañaba a Huelva y hacía de cobrador", relata el actual preparador físico del Recreativo de Huelva, quien gozó de su infancia en una familia humilde que le proporcionó una educación en los Salesianos de Triana.

"¿Sabe que Colspe era con dos eses? Colegio de los Salesianos de San Pedro (Colsspe)", lanza al aire recordando su primer equipo, del que pasó al Betis juvenil junto con el hoy entrenador Paco Marín y un portero llamado Pato Domínguez.

Interior derecho técnica y tácticamente muy correcto, triunfó en los escalafones inferiores de Heliópolis. En el 83, el Betis de José Ángel Moreno, con Reyes, Julio, Chano, Camacho, Palomino, Orozco... ganó la Copa del Rey juvenil al Real Madrid (3-1) de Martín Vázquez, Pardeza y Sanchís en Ciudad Real. Píriz marcó un gol de penalti. Fue internacional juvenil y ese mismo año, el 1 de mayo, jugó su único partido en Primera División. "Fue un derbi en Nervión, con Marcel Domingo. Entré por Casado en el minuto 73 y perdimos 2-0. Mi compañero de habitación en la concentración fue Canito, q.e.p.d.", recuerda quien a punto estuvo tres años después de disputarle al Barça la final de la Copa de la Liga. Luis del Sol, otro mito como los Gordillo, Esnaola y Cardeñosa con los que él debutó, se acordó de Píriz por primera vez y lo convocó.

Pero su carrera futbolística, por hache o por be, no fue muy próspera. Betis Deportivo, Sanluqueño, Granada y Arenas de Armilla fueron sus destinos. Aunque los aprovechó y en la Ciudad de la Alhambra cursó INEF. "Estudié cuarto curso entre tercero y quinto y me ahorré un año de carrera. En esa época estuve cerca de ir al Sevilla Atlético, hablé incluso con Pablo Blanco, pero había una plaza en la Universidad de Sevilla y...", rememora Pedro, hoy doctorado y profesor de Entrenamiento Deportivo. Por cierto, ese verano del 94 al Sevilla fue un colega que cursó la carrera junto a él, Marcos Álvarez. "Nunca he dejado las clases, a lo sumo he pedido una reducción de horas cuando he entrenado a algún club. No lo hago porque no tenga más remedio, me gusta la docencia", dice.

Dos Hermanas (Lucas Alcaraz), Betis (de nuevo Luis del Sol) y Xerez (Paco Chaparro) han sido sus equipos antes del Recre como preparador físico, aunque también entrenó -tiene el nivel 1- a los infantiles de Triana y Los Palacios. "Lo mío con el deporte es vocacional, ya con 13 años hacía atletismo en Chapina con Pepe Flores. Por eso en los clubes no me gusta estar por estar y si dejo de aprender, me voy; no es saludable para mí ni bueno para la entidad. Por eso aparezco y desaparezco", confiesa Píriz, ahora muy ilusionado en Huelva. "Más lo están mis alumnos, la mitad se ha hecho del Recre", apostilla.

Atletismo en sus inicios y sobre todo fútbol, pero de él apenas se conoce que la temporada pasada fue preparador físico de El Monte Ciencias. "En mí hay un antes y un después del rugby. El concepto de jugar es exclusivo del rugby, es donde mejor se produce lo que yo llamo la transformación, que otros le dicen implicación, etc. El jugador de rugby es otra persona cuando juega o se entrena. Yo lo aplico ahora al Recre, pero el fútbol es muy diferente", se lamenta.

Esa autenticidad del rugby no es casual. "El mayor problema del fútbol es que se olvida esa transformación. El jugador gana muchísimo dinero, tiene la vida solucionada y no recuerda que aquella transformación que hacía en sus inicios fue la génesis de su estatus actual. En el rugby no te olvidas porque no es que pierdas, es que te hinchan a palos", relata.

Del Colsspe al Madrid de nuevo: pregunta al aire en sentido inverso. Me dijo que se bautizó en Olivenza, ¿verdad? "Sí". Pues allí el Betis de Valenzuela, con Joaquín, Dani, Doblas y Arzu, también fue campeón de Copa juvenil en el 99 ante el Madrid (2-1). "No lo sabía", confiesa este profesor transformado al que pocas cosas se le escapan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios