Triunfo para creer más

  • Valor España consigue una victoria de prestigio ante Francia gracias al gol de Capdevila Metamorfosis El partido fue aburrido hasta la recta final y en esa fase los hombres de Luis Aragonés fueron los que acertaron ante la portería contraria

España reforzó su moral para la Eurocopa al vencer ayer a Francia en un partido amistoso que fue muy táctico y se resolvió gracias a un afortunado gol de Capdevila a 10 minutos del final.

Lo mejor que le pudo pasar a España fue que el encuentro comenzara. Los días previos estuvieron marcados por la desagradable disputa entre Luis Aragonés, el seleccionador, y su propia Federación, con debates en todas partes. No se habló de otra cosa, ni siquiera del duelo ante Francia.

Pero el partido era serio, por más que fuera calificado como amistoso. Prueba de ello fue el respeto con el que ambas selecciones saltaron al campo. Los 22 futbolistas estuvieron más pendientes de no perder su sitio que de improvisar. España utilizó el esquema que viene usando en los últimos encuentros, con cinco centrocampistas y un solo punta, que esta vez fue Fernando Torres. Era un equipo preparado para tener el balón, pero sus problemas comenzaron al ver que no disfrutaba de la posesión.

Francia actuó con más oficio que otra cosa. Es una selección que atraviesa una época extraña, indefinida, inmerso en un viaje hacia algún lugar diferente al que ahora ocupan. Raymond Domenech, su técnico, fortaleció su centro del campo con mucho músculo y dejó el arte para la delantera, con Henry y Anelka.

El resumen de la primera parte lo hace la estadística: no hubo ni un solo disparo a puerta. Todo lo más, Xavi lanzó una falta cerca del palo izquierdo de Coupet a los 13 minutos . Y no hubo nada más hasta el descanso, aparte de ritmo lento.

La noticia más importante se produjo a los 23 minutos, cuando Torres se retiró del campo al notar problemas musculares. El delantero del Liverpool se está acostumbrando a visitar la enfermería con frecuencia. Lo sustituyó Güiza.

Tras el descanso, Aragonés acudió al esquema B, a un dibujo con dos delanteros, sustituyendo a Riera por Villa. España ganó algo en profundidad y velocidad, aunque tampoco le sirvió para generar muchas más ocasiones de peligro. Lo más interesante que hizo España llegó a balón parado. A los 56 minutos, Villa lanzó una falta directa y el balón se estrelló en la parte exterior del palo.

A la hora de partido, Domenech quitó a Anelka y pusó a Benzema, la nueva perla francesa. Dejó detalles, pero se perdió dentro de una selección que administró el talento con usura. Se dejó dominar, aunque no contaba con el gol español.

El duelo se resolvió a los 80 minutos. España sacó desde la esquina, Iniesta disparó y Diarra salvó desde la línea de gol. Pero el rechace se fue al cuerpo de Capdevila, que entró en la portería con el balón para definir el triunfo español.

Francia cambió su intención y buscó un empate que pudo conseguir en el último minuto, cuando disfrutó de dos grandes ocasiones. Su mejor oportunidad con un remate de Benzema que se estrelló con violencia en el larguero. Y luego llegó la habitual mano de Casillas, que le sacó el balón a Henry.

Al final, España sufrió, como casi siempre, aunque el triunfo le sirvió para reforzar en el terreno de juego una moral que se empeña en dinamitar fuera de él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios