Tropezón nazarí

  • Dos bellos goles de Uche sentencian a un Granada que nunca se sintió cómodo frente a un ordenado rival

Dos goles de bella factura de Uche en la primera mitad fueron suficientes para tumbar a un Granada que llegaba al duelo del Nou Estadi como favorito pero que se marchó de vacío.

Comenzó el encuentro más metido el conjunto nazarí, que tuvo dos ocasiones en la primera mitad, ambas con idénticos protagonistas. Centro de Machís y un Joselu que no llegaba a rematar. Fue en los minutos 7 y 16. Dos acciones calcadas, con idéntico resultado, que no era otro que la defensa del Nàstic despejando el peligro.

Pero el hombre del día sería uno de los del conjunto local. Uche, que regresaba a la titularidad tras cinco jornadas, levantó de sus asientos a los aficionados locales con un doblete en tan sólo seis minutos. En el minuto 27, tras un gran control dentro del área, él mismo fusiló a Javi Varas. En el 32, aprovechó una indecisión en defensa de Menosse para robarle la cartera y batir a Varas de disparo cruzado.

No se lo podría creer el Nou Estadi, que se ha acostumbrado demasiado a sufrir en los últimos tiempos y que empezó a ver la luz al final del túnel gracias al que también fue el ídolo grana en el tramo final de la temporada pasada. En el segundo acto, el conjunto de José Luis Oltra fue a remolque ante un cuadro local que supo defenderse con mucho orden para quedarse con el triunfo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios