Turín y nada más que Turín

  • Rakitic aparca su renovación porque "es el momento de disfrutar de la final" . "Queremos la copa en Sevilla", dice el suizo, y Bacca reafirma: "Las finales se ganan".

"Ya me lo han preguntado cuatro veces...". Así se despidió Ivan Rakitic, provocando las risas de los periodistas, tras su multitudinaria comparecencia ante la prensa con motivo del open media day, el día que la UEFA fija para la atención de los finalistas de sus torneos a los medios. Al capitán del Sevilla le habían preguntado, por cuarta vez, cómo está el asunto de su renovación. "Ahora no es el momento de eso". Todas las energías están centradas en un día y una hora, 14 de mayo, 20:45. El Sevilla tiene la ocasión de ganar su tercer entorchado europeo y Rakitic, igual que Bacca, la oportunidad histórica de conquistar su primer gran título en el Viejo Continente. Como para pararse a pensar en renovaciones y otras nimiedades particulares.

Turín, y nada más que Turín, focaliza las ilusiones, los sueños, los esfuerzos de los jugadores del Sevilla. Dos de ellos, los dos ídolos de la afición, el líder y capitán y el goleador, dieron su visión del momento. ¿Tiene prioridad la final sobre el partido del domingo en Getafe? La respuesta de Rakitic era tan obvia como la pregunta. "¿Prioridad?, sí, claro, la final de Turín, pero vamos paso a paso, vamos a prepararnos bien en Marbella y ya pensaremos en la final. Somos el Sevilla y el Sevilla siempre quiere y sale a ganar". El suizo-croata aprovechaba la importancia de la cita europea para desechar hablar de su renovación: "Estoy disfrutando aquí y no hace falta hablar de otra cosa. Tenemos que disfrutar, una final es un partido muy grande, para un jugador es lo máximo y tenemos muchísima ilusión y estoy deseando que llegue ese día. Se empezó el 1 agosto con el Pogdorica, y estar quintos en Liga y en la final de Turín es impresionante. El esfuerzo que ha hecho la afición desde el principio y el equipo a lo largo del torneo ha sido muy grande y el Sevilla, por todo el recorrido en la competición, se merece esta copa".

Carlos Bacca también se erigió en centro de atención del centenar de periodistas que se dieron cita en la ciudad deportiva, de muchas nacionalidades: portugueses, colombianos, ingleses, franceses... y sevillanos, claro. Un portugués le preguntó si ve favorito al Benfica: "Conocemos al Benfica, es un gran rival, si no es el primero es el segundo de Portugal, siempre está luchando por títulos. Está haciendo una de sus mejores temporadas, peleando en los tres torneos y ha eliminado al favorito de la Liga Europa, que era la Juventus, que tiene un premio extra". El goleador colombiano terció hacia el Sevilla después de su reconocimiento al gran rival, con una advertencia: "Estamos en la final y en la final todo está igualado. No hay favoritos. El que esté mejor ese día se llevará el trofeo. Y las finales no se juegan, sino se ganan".

Su capitán también elogia al contrincante en Turín: "El Benfica nos merece muchísimo respeto, es un equipo con muchísima experiencia que ha jugado muchos partidos importantes y sé que va a ser muy difícil, pero nosotros vamos a jugar a lo nuestro. Hay que saber también que podemos hacerles daño con nuestro juego". ¿Conoce Rakitic la maldición de Bela Guttmann, que en 1962, tras no ser renovado, dijo que el Benfica no ganaría un título europeo en 100 años? "No lo sabía, ya me lo han comentado. En una final todo es posible. Queremos ganarla y tener la copa aquí en Sevilla", dijo el líder sevillista en una frase de calado.

Bacca también se acuerda, como Rakitic, del papel del sevillismo: "La afición nos ha acompañado, ha tenido ese cariño hacia nosotros, ha valorado este trabajo que venimos haciendo y vamos a estar juntos hasta el final". Y desea conocer su pasión desatada en el éxito: "Soy seguidor y he visto mucho fútbol, y he visto las finales de estos torneos, lo que se vivió en la ciudad me lo han contado los compañeros, muchos lo han vivido y es algo muy lindo y esperemos repetir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios