La UEFA deja sin castigo a Inglaterra

Tras los disturbios que sacudieron el miércoles la ciudad francesa de Lille, la UEFA confirmó que no tiene prevista una reunión de su Consejo Ejecutivo para evaluar un posible castigo para los hinchas ingleses.

"No habrá sanción para Inglaterra", confirmó un portavoz del organismo. "La UEFA lamenta los enfrentamientos, pero la Policía logró imponer el orden y controlar rápidamente la situación", agregó.

Lille fue escenario el miércoles del partido entre Rusia y Eslovaquia, lo que convirtió la ciudad del norte de Francia en un cóctel explosivo de fans radicales, ya que en la cercana Lens se enfrentaron ayer Inglaterra y Gales.

Durante el día, la Policía usó gas lacrimógeno para dispersar a varios centenares de hinchas ingleses en la ciudad. Unas 50 personas resultaron heridas, 16 de las cuales debieron ser tratadas en hospitales, mientras que 36 hinchas fueron detenidos, según informó la Prefectura del Departamento Norte.

La UEFA tuvo que decidir si los incidentes en Lille fueron de tal magnitud que exigían la convocatoria de una reunión del Comité Ejecutivo o del Comité de Emergencia para decidir medidas punitivas, como sucedió el domingo tras los disturbios en Marsella entre ultras rusos e ingleses.

"El Comité de Disciplina de la UEFA no es responsable por los hechos ocurridos en Lille, ya que se produjeron en la ciudad y no dentro del estadio", agregó la fuente del máximo ente rector del fútbol europeo.

En Marsella, además de los enfrentamientos en las calles, los hinchas rusos atacaron el sector inglés en el estadio, así que la UEFA advirtió el martes a la Federación rusa que su selección sería expulsada inmediatamente de la Eurocopa si sus fans volvían a causar altercados en las gradas.

Mientras, en Lens, ciudad de 32.000 habitantes y con un estadio con capacidad para 35.000 espectadores, se desplegaron ayer más de 1.400 policías y gendarmes de cara al encuentro entre Inglaterra y Gales.

"La orden es ocupar el terreno", señaló la prefecta Fabienne Buccio. "Haremos todo lo posible para que sea una fiesta", agregó.

"Hasta el momento, no llegaron a la ciudad fans rusos", agregó Buccio, quien dio un balance positivo de la noche antes del partido: "Todo fue bien".

Ocho franceses y un británico fueron detenidos, principalmente por encontrarse en estado de embriaguez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios