Álvaro Vadillo

Vadillo: "Con la lesión sí creí que se escapaba el tren del Betis"

  • No ha sido una temporada sencilla para la joven promesa de la cantera bética, pero quiere ser decisivo en el sprint final. Con la confianza del club y del técnico, el puertorrealeño sólo piensa en triunfar de verdiblanco.

Comentarios 1

Con el mismo desparpajo que se desenvuelve en el césped, Álvaro Vadillo (Puerto Real, 12-09-1994) responde a las cuestiones que se le plantean, dejando claro que por su mente sólo pasa triunfar en el Betis, un objetivo que en algún momento temió perder por aquella desgracia lesión en el Santiago Bernabéu.

-Tras diversos problemas, ahora cuenta con minutos y se le nota a gusto. ¿Tiene esa misma sensación?

-Después de pasar por varias lesiones he llegado al final de temporada en mi mejor momento. Empecé la temporada con el filial, tuve el problema de la rodilla, otro problema en el abductor... pero ahora en el tramo decisivo de la temporada, en el que tenemos que ganar los partidos para lograr el objetivo de Europa llego bastante bien y con ganas de comerme el balón.

-Su físico también se nota evolucionado, ya no es aquel niño de Granada o Madrid...

-Me estoy desarrollando, he dado hasta un estirón (risas). Es cierto que ahora estoy muy a gusto, muy suelto en el campo y eso se nota a la hora de participar con en el equipo. Estamos en el último tramo de temporada, el fundamental y llegar así de fino era lo que quería para ayudar al equipo en todo lo que pueda. Para la temporada que viene espero llegar mejor todavía.

-¿Qué porcentaje de Vadillo se ha visto en el Betis?

-Lo comenté el otro día, me queda muchísimo por aprender. Estoy empezando. Sólo tengo número del primer equipo desde Navidad. Acabo de llegar y queda mucho Vadillo por delante.

-¿Tanto le perjudicó aquella molestia en la rodilla durante la concentración de Alemania?

-Intenté ocultarla, como había tenido el cruzado no quise decirla, pero fue peor. También se aprende de esas cosas.

-¿Qué ha sido peor para usted, la grave lesión de rodilla o los problemas que le iban sucediendo esta temporada y que lo dejaban fuera del primer equipo?

-Es verdad que este año cuando empezaba a coger el ritmo me cortaba otra vez por cosas distintas, pero está claro que mi peor momento fue la lesión. Este año sabía que con paciencia y trabajo llegaría la recompensa.

-Le escuché decir que no quiso ni acercarse a la esquina donde se produjo la lesión...

-Tanto como eso... Si me hubiera tenido que acercar no habría tenido problema, pero tampoco le quería echar demasiada cuenta a aquello.

-¿Se le acumularon recuerdos o quiso olvidarlo?

-Cuando llegamos al estadio, salí al campo y lo primero que hice fue mirar aquella esquina. Es algo que me salió solo. Fue un momento difícil.

-En algún momento, el club se ha planteado cederlo para que creciera en otro lugar. ¿Usted llegó a creer que se le acaban las oportunidades?

- Con la lesión sí que pensé que se me escapaba el tren del Betis. Fue un momento difícil, por la gravedad del problema y no sabes cómo vas a volver, pero ahora todo está saliendo bien. Tengo 18 años, sé que el club confía en mí y yo en ellos. Nos damos confianza mutuamente y eso me ha ayudado para pensar que puedo triunfar aquí.

-¡Vaya trabajo que le costó estrenar el dorsal del primer equipo!

-Sí, hasta alguno me decía que era el nueve maldito. Yo no creo en esas cosas, aunque es cierto que desde que me lo dieron me costó trabajo estrenarlo. Eso quedó atrás y ahora las cosas están saliendo bien.

-¿Qué significó que el club le ampliase el contrato y le subiera a la primera plantilla en el mercado invernal?

- Fu un plus de moral. Que el club te demuestre esa confianza te anima y te motiva y lo que tengo que hacer es agradecérselo en el campo. Lo mismo con el míster. Nada más que vio que en el filial estaba recuperado mi forma me volvió a subir. No le puedo reprochar nada.

-Dice que esa decisión le dio confianza. ¿Llegó a sentir que sobraba en el filial?

-Que sobraba, no. Yo jugaba con el filial con bastantes ganas. Pero no te voy a engañar y sí te digo que la cabeza la tenía puesta en el primer equipo. Después de la temporada pasada, lo que ocurrió con la lesión... Al estar tan arriba y pegar ese bajón sólo tenía la cabeza puesta en subir rápido. Tuve que pararme, tomarme las cosas con calma para que todo acabara saliendo bien.

-Encima vio cómo otros compañeros suyos de la cantera lo adelantaban en los planes del primer equipo...

-Tenía envidia sana. Subían bastantes compañeros que también se lo merecían y yo tenía que esperar mi momento. Llegó el partido de Copa y lo aproveché.

-Usted tuvo ofertas de otros equipos en cada categoría que fue pasando. ¿Nunca pensó en dejar el Betis?

-Llegué aquí en infantiles y fui pasito a pasito. Tenía claro que quería llegar al equipo y permanecer aquí muchos años. Ahora es el momento y no quiero dar marcha atrás. Es lo que yo he elegido, espero acabar bien la temporada y que la próxima sea la de la explosión.

-Apunta a la próxima temporada, pero en ésta todavía tenéis el objetivo europeo.

-Hay que ilusionarse con conseguirlo, lo tenemos al alcance de nuestra mano y debemos ponerlo todo para sacar nota.

-¿Puede afectar negativamente que muchos compañeros no tengan claro su futuro o incluso que se vean fuera del club?

-Eso son cosas de la temporada que viene. Todos estamos implicados, desde el cuerpo técnico al último jugador, somos conscientes de que podemos meternos en Europa y eso sería un gran paso para este equipo, continuar con el crecimiento que estamos teniendo. Hemos conseguido el primer objetivo, ahora vamos a por el otro.

-¿Usted es de los que echan cuentas en este final de Liga?

-Como nos ha ido bien durante el resto del año ha sido mirando partido a partido y no hay que cambiar ahora. Así es como salen los objetivos.

-Mañana es el Deportivo, pero a la siguiente acude al Camp Nou. ¿Mira eso de reojo?

-En la cabeza sólo tenemos ganar al Dépor, son tres puntos muy importantes y más delante de nuestra gente. Luego ya vendrá lo otro. Sean campeones o no, ir al Camp Nou siempre es difícil. Nunca he ido allí. Es un gran equipo, un gran estadio y a quién no le gustaría jugar allí.

-Cuentan que el Barcelona lo tiene señalado en su agenda desde hace tiempo.

-Son cosas que yo no llevo, pero que se hable de eso sólo puede alegrarme y motivarme más para hacer las cosas bien en el Betis.

-Aquí se encuentra con un sistema que le beneficia...

- El entrenador viene apostando por un 4-4-2 con dos extremos bien abiertos y eso le viene bien a mi manera de jugar.

-¿Tiene alguna preferencia a la hora de elegir una banda?

- Estoy a gusto en las dos. El año pasado lo hacía por la derecha, ahora un poco más por la izquierda. Yo lo que quiero es contar con minutos.

-¿Afecta a su manera de jugar?

-Por la izquierda el regate suele ir por dentro, busco más paredes o tiros, mientras que por la derecha juego más por fuera y buscando centros. Estoy cómodo en ambos perfiles.

-Por cierto, ¿ha tenido ya la oportunidad de conocer a Joaquín?

-No y sí que me gustaría. Ojalá se acerque a darme una charlita. Me gustaría conocerlo.

-¿Ha sido siempre su referencia como jugador?

-Mejor ejemplo no existe para mí. De Cádiz y extremo como yo. Y encima muy querido por todos los béticos.

-Él siempre ha dicho que le gustaría acabar su carrera en el Betis. ¿Se lo imagina compartiendo vestuario?

-Sería un placer y no sólo por ser mi referente. Está haciendo una gran temporada y seguro que nos ayudaría.

-Usted ahora mismo le gana en Twitter...

-Me gusta manejar ese tema. En el vestuario, Joel (Campbell) es el que tiene más seguidores, luego voy yo. Nunca lo he llegado a entender. Sin apenas haber jugador, hay mucha gente que me sigue y eso también anima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios