real betis

Vuelta de Champions

  • Paco Chaparro cumple 19 partidos al frente del Betis y suma 33 puntos, los mismos que llevaría el cuarto clasificado · Su silencio tras dejar atada la permanencia, preludio de su diálogo con Lopera

Comentarios 10

Pasadas las once y media de la noche del sábado, Paco Chaparro cogía el ascensor que le subiría a la quinta planta del Hotel Nacional, cuartel general del Betis en su estancia en Madrid. Lo hacía con un gesto de satisfacción por el deber cumplido, con el cansancio fruto de la tensión vivida en el Vicente Calderón y sin querer celebrar la permanencia, aunque por su cabeza ya empezaba a vislumbrarse el diálogo con Lopera, para despejar la incógnita de su futuro.

En el AVE de vuelta a Sevilla, más de lo mismo. El técnico no quería realizar declaraciones, esperando esa llamada del máximo accionista que le sirva para conocer sus planes. Si éste comentó durante la semana que cuenta con el técnico para el futuro del Betis, Chaparro ha guardado silencio sobre su renovación, hablando con los resultados. Si el descalabro ante el Levante se apuntó como un paso atrás, el espaldarazo del Vicente Calderón, el tercer triunfo consecutivo fuera de casa, vuelve a colocarlo en primer plano. Pero no sólo eso, pues sus números al frente del Betis le deberían asegurar una renovación a su manera.

Diecinueve partidos ha dirigido el técnico desde que se hiciera cargo del equipo el 2 de diciembre, tras la debacle bética ante el Atlético, y la cuenta de resultados no puede ser más fructífera. 33 puntos conseguidos, con el partido ante el Athletic en el alero, y con los dos únicos borrones, como él mismo comentó durante la semana, de los partidos ante el Deportivo y el Levante. El conjunto verdiblanco ocuparía la sexta posición en una clasificación virtual, aunque empatado a puntos con el Barcelona y el Deportivo, que serían cuarto y quinto clasificados, un punto por debajo del Villarreal, a dos del Sevilla y con siete puntos de desventaja con el líder, el Real Madrid.

Además, sin contar los escasos once puntos conseguidos por Héctor Cúper, Chaparro prácticamente hubiera sellado la salvación y con cinco jornadas por delante, codeándose con los equipos de la zona noble de la clasificación. Incluso doblando esos puntos en una hipotética segunda vuelta, el Betis de Chaparro pelearía por entrar en la Liga de Campeones, algo impensable hace unos meses. Todas estas luces, mucho más abundantes que las sombras, deberían jugar a su favor en esa partida de ajedrez que se prepara desde Jabugo.

Tras los primeros contactos de la semana pasada, donde el técnico expuso su proyecto al director deportivo, Manuel Momparlet, Chaparro espera una llamada de Lopera que le permita conocer las verdaderas intenciones del máximo accionista. La plantilla y la afición ya se han pronunciado a favor del trianero y ahora sólo falta el sí de Lopera a sus peticiones. Y sus números de Champions representan su mejor aval para defender el proyecto de futuro ante Lopera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios