Vuelve la máxima tensión europea

  • Liverpool y Chelsea se ven las caras otra vez en semifinales con las altas de Lampard y Gerrard

La tensión regresa a los Liverpool-Chelsea. En el banquillo blue ya no está Mourinho, pero el técnico de los red, Rafa Benítez, recurrió de nuevo al juego psicológico antes del encuentro en Anfield por las semifinales de la Liga de Campeones. El entrenador español no dudó en cuestionar la influencia en el equipo del nuevo técnico del Chelsea, Avram Grant, que sucedió en septiembre a uno de sus peores enemigos, Mourinho.

"No hay ninguna diferencia entre el Chelsea del último año y éste, excepto en las conferencias de prensa", puntualizó el español. "La clave del Chelsea es Roman Abramovich", añadió. El técnico madrileño envidia la estabilidad que el oligarca ruso llevó al club londinense en los últimos años, pero cree que la llegada del israelí al banquillo no produjo los cambios hacia un juego más ofensivo, como esperaba el propietario.

Grant había abierto el fuego verbal con una declaración de amor al capitán del Liverpool, Steven Gerrard. "Juega contra mí, pero es mi jugador preferido, el jugador del año en Inglaterra y quizá en Europa", dijo. Después del mensaje de amor a Gerrard, el israelí no dudó en elogiar los méritos de su rival en el banquillo. "Ha derrotado al Chelsea dos veces en la Champions y también lo hizo en 2006 en la semifinal de la Copa inglesa", recordó Grant.

El Chelsea recupera a un trío clave de jugadores. Ballack y Drogba se recuperaron de sus lesiones, mientras que Lampard volverá al equipo tras pasar unos días apartado para estar con su madre, aquejada de una grave neumonía. El Liverpool también vestirá sus mejores galas. Gerrard, que descansó últimamente por un problema en el cuello, estará a tiempo para el duelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios