Williams vuelve en un mar tranquilo

  • El ala-pívot regresa tras su lesión contra Unicaja con el equipo prácticamente salvado tras ganar al Lagun Aro.

Comentarios 3

Latavious Williams está de vuelta. El americano, que ya viajó a San Sebastián para hacer grupo en uno de los partidos más importantes de la temporada para el Cajasol, podría reaparecer mañana ante el Unicaja, una vez que el edema óseo en una de sus rodillas que lo apartó del equipo parece cosa del pasado

Han sido nueve jornadas sin el potente ala-pívot, pero lo cierto es que parecieron más y un balance mucho más negativo de lo que fue en realidad: cinco derrotas y cuatro victorias. Sin embargo, el encadenar cuatro tropiezos consecutivos y que sus sustituto, Pops Mensah-Bonsu, no rindiese en sus primeros choques al nivel de Williams, hicieron que su ausencia se dejase sentir mucho.

No en vano, el norteamericano fue uno determinante para la recuperación cajista tras un inicio nefasto (una victoria y nueve derrotas). Se estrenó en la jornada 11 con triunfo en Bilbao, disputando 10 encuentros antes de caer lesionado. El balance fue positivo: seis partidos ganados y cuatro perdidos en los que promedió 26 minutos en pista, 11 puntos, siete rebotes, una asistencia y 14 de valoración, convirtiéndose en uno de los referentes interiores no sólo del Cajasol sino de la Liga.

Conseguido el vital triunfo en San Sebastián y con Williams recuperado, el club optó por rescindir de mutuo acuerdo el contrato de Mensah-Bonsu, que puso rumbo a Italia, para reforzar al líder de la liga regular, el Varese, tras un gris paso por Sevilla. Sin embargo, el inglés fue el autor del palmeo ganador ante el Lagun Aro en una victoria que casi dejó certificada la permanencia en la que fue su mejor actuación como cajista: 12 puntos, ocho rebotes, siete faltas recibidas y 14 de valoración. Por contra, su media en los seis choques que jugó (dos triunfos y cuatro derrotas) es más pobre: seis puntos, cinco rebotes y cinco de valoración en 14 minutos.

Al internacional británico le costó coger el ritmo tras llevarse toda la temporada parado al no tener equipo, ya que fue descartado por el Maccabi en la pretemporada. De hecho, en su primera cita apenas jugó 12 minutos en los que sumó cuatro puntos en el choque ante el Blusens. Al contrario, Williams, que llegó a Sevilla procedente del Brose Baskets Bamberg alemán, con el que jugó la Euroliga, estuvo en pista 30 minutos en su debut en Miribilla. Ahora regresa al equipo con la tranquilidad que da tener la salvación casi atada y con el claro objetivo de recuperar pronto la forma pensando en su futuro, que se atisba lejos de San Pablo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios