Zambrano asume el reto de salvar al Recre

  • El técnico sustituye a Víctor Muñoz, destituido tras siete jornadas sin ganar

Manolo Zambrano fue presentado como nuevo técnico del Recre en sustitución de Víctor Muñoz, cesado por la directiva onubense por los malos resultados que han llevado al equipo a la zona de descenso tras siete jornadas consecutivas sin conocer la victoria.

El nuevo preparador, que hasta ayer dirigía al filial recreativista señaló que asume la nueva situación como "un reto muy grande desde el punto de vista de entrenador y como un orgullo en el aspecto profesional". Con todo, Zambrano sabe que el camino que le espera es difícil, aunque confía en sacar al equipo del pozo y alcanzar al final de la Liga la salvación: "Sólo pido trabajo y suerte, y a los jugador compromiso con la entidad que les paga y conmigo. La clave del éxito estará en el trabajo de todos trabajo y en el esfuerzo de los futbolistas sobre el terreno de juego".

El técnico blanquiazul conocerá a sus nuevos pupilos hoy (11.00) en el primer entrenamiento que dirigirá a la primera plantilla tras al despedida de Víctor Muñoz, destituido ayer por el consejo de administración "por la trayectoria preocupante del equipo en la competición liguera", según un comunicado oficial del conjunto andaluz.

Así, con el objetivo de "reconducir la situación y alcanzar el objetivo de permanecer en la categoría" -continúa la nota-, la directiva ha depositado su confianza en Manolo Zambrano, onubense de nacimiento y hombre de club, cuyo bagaje comprende, junto al Recre B, al Olont, el San Fernando y el Cartaya, al que ascendió a Tercera División. Además, como futbolista jugó en el Recreativo, el Sevilla, el Málaga, el Murcia y el Celta.

"Para mí esto es un sueño que se ve cumplido y todo un orgullo. Entrenar en Primera división para cualquier preparador que viene de una categoría inferior como yo no es ninguna patata caliente, al contrario, es una gran oportunidad que quiero aprovechar por mi propio bien y el del Recreativo", apuntó el protagonista, que añadió: "A la afición no le puedo pedir nada porque lo está dando todo, pero sí que le rogaría que nos ayudara, pues todos estamos en el mismo barco y queremos sacar esto adelante. Ellos son el patrimonio más grande del club y tienen un papel muy importante en la consecución de este complicado objetivo".

Zambrano prefirió no referirse demasiado a su antecesor, si bien destacó que "había un entrenador muy capacitado que ha trabajado con toda la voluntad del mundo", explicó el onubense, quien afirmó: "Intentaré sacar más rendimiento de lo que él pudo sacarle, aunque tengo que decir que su trabajo ha sido muy bueno. Confío plenamente en mi trabajo. Ahora, debo trasmitirle esa confianza a los jugadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios