real betis

"No estoy acabado, sólo tengo 29 años"

  • José Mari confía en darle la vuelta a las críticas que ha recibido hasta el momento en el Betis · El delantero sevillano no se arrepiente de su fichaje y dice que puede ofrecer su mejor nivel

Comentarios 6

El último fichaje de Manuel Ruiz de Lopera para esta temporada vino rodeado de polémica. José Mari volvía a su tierra diez años después pero ahora para vestir la camiseta verdiblanca, lo que sembró cierta discordia entre los aficionados béticos. El delantero, que no ha justificado su fichaje hasta el momento, reconoce su bajo rendimiento, pero no pierde la ilusión de demostrar que todavía lleva mucho fútbol en sus botas.

-Su carrera ha pasado por Sevilla, Atlético, Milan y Villarreal. Por experiencia no será...

-Todo te sirve. He tenido la suerte de tener muy buenos entrenadores y no sé si podría quedarme con algo de lo vivido. Personalmente, donde más a gusto me he encontrado ha sido en Villarreal, que ha sido donde me he sentido más como en casa.

-Pero no todo el mundo puede decir que ha jugado con Maldini.

-Fue una experiencia bonita, compartiendo vestuario con gente de ese nivel, pero en Villarreal estuvimos mejor mi familia y yo. Para mí el fútbol es muy parecido en todos los sitios. Hay matices distintos, pero al final es lo mismo.

-¿Se arrepiente de alguna decisión de su carrera?

-A día de hoy de nada. Las equivocaciones forman parte de la vida, tanto de un jugador como de una persona que se dedica a otra cosa. En la vida hay que equivocarse y toda experiencia sirve.

-Y después de ese brillante currículum, ¿por qué decidió venir al Betis?

-En primer lugar, porque tenía ganas, como reto personal, de venir aquí. Me hizo ilusión desde el momento en el que me lo comentaron. Luego está claro que yo tengo a toda mi familia en Sevilla, llevaba muchos años fuera y también tenía ganas de disfrutar de los míos.

-¿Confía en exhibir su mejor nivel, el mismo que le llevó al Milan, en el Betis?

-Espero que sí y con esa intención he venido. Si veo que a largo plazo las cosas no van, el primero que va a intentar arreglar las cosas soy yo. No seguiré en un sitio en el que estén a disgusto conmigo o no me quieran , pero todavía confío mucho en mis posibilidades y aún no voy a tirar la toalla.

-Pero, de momento, no lo ha demostrado. ¿Ésa es la espinita que tiene clavada?

-Desgraciadamente, por un motivo u otro no he contado con una continuidad que sirva para realizar una evaluación justa. Con un partido de cada seis o siete no es fácil agarrar el ritmo que tienen los demás compañeros.

-¿Qué importancia ha tenido la llegada de Paco Chaparro, que ha vuelto a contar con usted?

-Ha sido importante sobre todo para la autoestima, porque a nivel de entrega y ganas yo siempre trato de estar al límite. Intento ofrecer todo de mí y por eso no va a quedar. Quiero ir tranquilo y con la cabeza bien alta de que he dado el máximo.

-¿Su bajo rendimiento se debe a la pérdida de confianza más que a lo físico?

-La confianza es fundamental para un jugador y sólo se consigue a través de los partidos. A medida que vas viendo que te encuentras mejor, con una progresión, al final llegas. Los jugadores con confianza dan mucho mejor rendimiento.

-¿Le duele escuchar que está acabado para el fútbol?

-Tanto como doler no, aunque no me agrada escuchar esos comentarios. No lo estoy. Si con 29 años un jugador está acabado, de los que juegan hasta los 35 ó 36 qué se puede decir... En el fútbol hay algo muy claro, que las cosas cambian de un día para otro. A veces es positivo y otras negativo, pero de aquí a dos semanas no se sabe lo que va a pasar.

-Pero usted conocía cuando firmó por el Betis que, a la más mínima que fallara, la afición le iba a criticar...

-Y aunque me saliera bien al principio, porque yo sé que hay opiniones de todo tipo. No puedo estar pensando en lo que quieren uno u otro para tomar decisiones personales que me incumben a mí y a mi familia. Se me presentó esta oportunidad y tuve que pensar en lo que me viene bien a mí y a los míos. Yo no puedo pasar mi vida personal ni futbolística pensando en los demás si luego yo no voy a ser feliz.

-¿Y le molesta que la afición esté esperando un error suyo para tomarla con usted?

-Me siento un poco vigilado en ese sentido. Pero tanto como dolerme no, porque yo ya sabía que esto podía ser así. A nadie le gusta que su afición le pite o esté en contra de uno, pero poco puedo hacer en ese aspecto. Ya he comentado que también existen otros béticos que me apoyan.

-¿Le pudo afectar la polémica sobre su fichaje entre Héctor Cúper y Lopera?

-No es cuestión de culpar a nadie. Nadie se tira piedras contra su tejado y si Cúper no me vio en un estado de forma que él considerara el mejor, es normal que me quitara. Cada uno tiene que ser responsable de lo que hace y yo asumo lo mío. En lo que va de temporada no he dado lo que yo esperaba ni lo que tengo que ofrecer. No me queda otra que seguir trabajando y darlo cuanto antes.

-Usted ha pasado por los equipos de alto nivel ya comentados, ¿observa diferencias con el Betis?

-Todos los equipos deben aspirar a mejorar y hay cosas que seguramente son mejorables, pero tanto aquí como en el Villarreal o el Atlético. Eso es algo que a mí no me incumbe. Yo tengo que mejorar en el terreno de juego y suficiente tengo con eso como para preocuparme con otras cosas.

-¿Cómo es su relación con el máximo accionista?

-No he tenido problemas con él. Siempre ha sido bastante correcto y cordial conmigo.

-El miércoles almorzó con la plantilla. ¿Cómo lo vio?

-Después de una victoria los ánimos son otros y eso también nos pasa a los jugadores. Sólo hay que ver los entrenamientos a diario. Nosotros vivimos de esto y entrenamos toda la semana para jugar un partido y, si luego no sale como esperamos, nos llevamos la sensación de que hemos tirado una semana de trabajo.

-Por cierto, ¿qué le pasa al Betis ante los equipos de vuestra Liga? ¿Es un problema de motivación para esos partidos?

-En las condiciones en la que estamos no creo que pensemos que cualquiera que venga es pequeño o que le vamos a ganar con la gorra, porque no ha sido así en toda la temporada. Sería estúpido pensar eso.

-Por último, ¿qué le pide José Mari a la recta final de la Liga?

-Lo primero, que el equipo salga cuanto antes de estos puestos. Luego, que me pueda ofrecer lo mejor de mí mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios