Un accidente doméstico impide a Del Nido acompañar al equipo

El presidente del Sevilla no pudo acompañar a su equipo en el día de ayer en su desplazamiento a Zaragoza al tener que ser hospitalizado tras sufrir un accidente doméstico, que se convirtió en un susto para la familia sevillista. José María del Nido sufrió una caída en el baño que le produjo un golpe en la parte posterior del cráneo y una brecha que necesitó varios puntos de sutura. El máximo mandatario nervionanse fue hospitalizado en la clínica Sagrado Corazón, donde permaneció en observación y fue dado de alta a eso de las ocho de la tarde. Por la clínica pasaron el entrenador, Manuel Jiménez, varios jugadores como Palop, Renato y Kanoute, amén del alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín.

El propio presidente intervino en la radio del club al mediodía para mandar un saludo y tranquilizar "a los oyentes y toda la familia sevillista", así como explicar lo sucedido: "Ha sido un accidente doméstico con mala fortuna porque al perder el conocimiento en el baño, al caerme me golpeé con el bidé y me hice una brecha de cinco centímetros, pero me encuentro bien", comentó un Del Nido animado en todo momento.

"Como no tenemos lesionados, lo que hacía falta es una lesión del presidente", bromeaba el cabeza visible del consejo de administración sevillista, quien se lamentó de no poder acompañar al equipo en el partido de Zaragoza. "Pero esto es un susto y va el vicepresidente José Castro a la cabeza junto con varios consejeros más y el equipo estará arropado", añadió el presidente, quien advirtió que "si Dios quiere, estaremos en Getafe", tranquilizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios