Una agresión política

  • Los radicales rusos atacaron a los dos españoles en Colonia por ideología, según la Policía alemana

Los dos jóvenes españoles agredidos el jueves por un grupo de hooligans rusos en Colonia (Alemania) son dos madrileños de 20 y 24 años, quienes fueron objeto de un ataque con una "clara motivación política", según informó la policía germana.

La agresión se produjo después de que seis rusos que volvían de la Eurocopa de Francia y se encontraban en claro estado de embriaguez, vieran a los jóvenes pegar unas pegatinas en unas farolas de la plaza de la catedral, explicó Wolfgang Baldes, portavoz de la policía de Colonia.

"En mi aldea a los nazis se les patea", rezaban, en español, las referidas pegatinas, que llevaban la firma del colectivo Antifa Ciempo, un grupo izquierdista que tiene su sede en la localidad madrileña de Ciempozuelos.

Sin mediar palabra, los seis ultras rusos atacaron de forma "brutal y muy agresiva" a los dos jóvenes. Al mayor le rompieron el tabique nasal, por lo que tuvo que ser atendido en un hospital cercano. Su compañero recibió algunos golpes de menor consideración y una joven residente en Colonia que los acompañaba salió ilesa.

Los agredidos, que recibieron el alta horas después tras ser atendidos, se encuentran de visita en la ciudad alemana y, al parecer, desean seguir adelante con sus planes pese al incidente.

Cinco de los atacantes, de entre 26 y 30 años, fueron rápidamente detenidos por la Policía de Colonia, que desde los incidentes ocurridos durante la pasada Nochevieja tiene desplegado un dispositivo permanente de agentes de paisano en los alrededores de la catedral y también de la estación central de tren. Un sexto sospechoso, de 30 años, fue arrestado algunas horas más tarde en el aeropuerto de Colonia cuando intentaba tomar un vuelo a Ibiza.

La Fiscalía Estatal de Colonia, que ya tomó declaración a los jóvenes españoles, decretó el ingreso en prisión de los cinco primeros detenidos y aún estudia el caso del sexto sospechoso.

De entre la documentación que se incautó a los detenidos se desprende, según las mismas fuentes policiales, que los seis volaron el pasado 10 de junio de Moscú a Marsella para asistir a varios partidos de la Eurocopa y que el jueves tomaron un tren de Bruselas a Colonia.

Entre sus pertenencias se hallaron entradas para dos partidos de la selección rusa, el primero contra Inglaterra y el segundo contra Eslovaquia, así como objetos que la Policía considera habituales en los grupos de hooligans, como es el caso de prendas para cubrirse el rostro y protecciones para los dientes.

Fuentes diplomáticas explicaron que los españoles rechazaron recibir atención consular y no pudieron facilitar más datos sobre su estado. La Fiscalía contactó con las fuerzas de seguridad francesas para comprobar si los detenidos también participaron en los graves disturbios registrados en Marsella el pasado fin de semana antes del partido que enfrentó a Rusia e Inglaterra.

Entre las hipótesis que se barajan en cuanto a las motivaciones que llevaron a los hinchas rusos a protagonizar unas agresiones tan graves parece claro que podrían simpatizar con los partidos de extrema derecha de su país.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios