El club alegará por la cartulina roja mostrada a Emana

  • Los servicios jurídicos esperan desvirtuar el acta de Hevia Obras con las imágenes de la expulsión

Comentarios 2

Los servicios jurídicos del Betis se pusieron ayer manos a la obra para intentar que Víctor Fernández pueda contar con Emana en el encuentro del próximo sábado ante el Recreativo. La intención del club verdiblanco es desvirtuar el acta de Hevia Obras, ya que en el vídeo que recoge la expulsión se observa que no es del todo correcta la redacción del mismo.

"Expulsé a Emana por ponerme las dos manos sobre el pecho, intentando cortarme el paso, a la vez que me gritaba a la cara reiteradas veces: "¡Estás loco, qué pasa, qué pasa, nos has jodido!". Una vez expulsado, tuvo que ser retirado por varios compañeros, ya que seguía con una actitud amenazante hacia mi persona y vociferando protestas y descalificaciones", apuntó Hevia Obras en el acta.

El Betis pretende demostrar con las imágenes que Emana no puso los brazos sobre el colegiado y que no le corta el paso, además de que el gesto sobre la presunta locura del colegiado se lo realiza con posterioridad a recibir la cartulina roja. La intención es que se rebaje al mínimo la sanción, dejándolo en una amonestación.

De todas formas, el propio Víctor Fernández reconoció que el camerunés lo tendrá complicado para jugar en Huelva. "Creo que no va a jugar, porque me estoy dando cuenta de que no nos tratan con mucho cariño. Primero, creo que el árbitro por esa acción, aparte de que no hubo insulto, no puede expulsar a un jugador. Perfectamente podría haber hecho oídos sordos y desear suerte para el siguiente encuentro. No he notado tacto en los dos partidos", afirmó el técnico, quien ya sufre las decisiones arbitrales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios