real betis

Tres años en el alambre

  • El Betis es el peor equipo de Primera División de las tres últimas temporadas, exceptuando a los que acabaron descendiendo · 27 fichajes durante este periodo y el rendimiento no acabó de mejorar

Comentarios 7

Las estadísticas sacan a relucir la realidad del Betis, un equipo condenado a sufrir hasta el final en las dos últimas temporadas y que va camino de una tercera en la misma línea. La reacción tras la entrada de Paco Chaparro se ha estancado e incluso los números ya son inferiores a los registrados con Luis Fernández. Por si fuera poco, el Betis es el peor equipo de Primera División de las tres últimas temporadas, exceptuando a los que acabaron descendiendo.

El equipo verdiblanco ha sumado 107 puntos en estos tres últimos años. En la temporada 2005-06, con Lorenzo Serra en el banquillo, el Betis consiguió 42, logrando la permanencia en la penúltima jornada tras vencer al Mallorca. El año pasado, el equipo bético logró 40 puntos, repartidos entre los 13 que consiguió con Jabo Irureta, los 24 con Luis Fernández y los tres de la última jornada en Santander ya con Chaparro al mando. En la presente, el Betis suma hasta el momento 25 puntos, 11 con Cúper y el resto con el trianero, y la media hasta el momento es muy parecida a la conseguida con Serra.

Incluso equipos que han sumado menos puntos como el Celta o el Recreativo, que sólo han militado en Primera en dos de las tres últimas temporadas, presentan una media de puntos superior a la del Betis, aunque en el global se encuentren por debajo. Este año parece que los verdiblancos volverán a presentar unos números parecidos, al menos según la progresión mantenida hasta ahora.

Chaparro ha sido claro desde el primer momento en que se hizo cargo del equipo y, pese a los buenos números presentados en el inicio, su discurso siempre se ha mantenido comedido. Después de tres temporadas de sufrimiento, la clave no radica únicamente en los entrenadores que han pasado por el Betis sino que el problema es más profundo. La planificación no ha sido la adecuada para afrontar la Liga de Campeones con Serra, ni para superar la salida de sus dos mejores jugadores, Oliveira y Joaquín, con Irureta, ni tampoco en ésta para enmendar los dos últimos años en los que el equipo evidenció carencias durante el campeonato.

Hasta 27 jugadores han llegado al Betis en estos tres últimos años sin que en el rendimiento del equipo haya aumentado, algo que responsabiliza a la dirección deportiva y, sobre todo, al máximo accionista. Óscar López, Nano, Miguel Ángel, Rivera, Xisco y Juanlu llegaron en el verano de 2005 para afrontar la Champions, a los que luego se sumaron Robert y Tardelli para salvar la temporada en el mercado de invierno. Fernando Vega, Maldonado, Romero, Jorge Wagner, Damià, Sobis, Odonkor y Vogel fueron los refuerzos del verano de 2006 para paliar las bajas de Oliveira y Joaquín, a los que Pancrate, Ilic y Caffa intentaron complementar en enero. Mientras tanto, Ricardo, Mark González, Pavone, Babic, Somoza, Lima y José Mari han sido los fichajes de esta temporada, en la que no ha incorporado a nadie en enero. 27 jugadores de los que 10 no han participado en esta temporada y de los que sólo se puede salvar a algunos. Oficialmente, unos 55 millones de euros invertidos en estos tres últimos años para un equipo que sólo ha sido capaz de evitar el descenso a última hora.

Las estadísticas dejan claro que el Betis es uno de los peores equipos de los tres últimos años y que sólo ha sido capaz de superar a los tres que en cada temporada han ido descendiendo. Esta jornada ha visto como de nuevo el descenso se le acerca, además de que Chaparro ha encadenado su segunda derrota consecutiva, algo que no había sucedido hasta el momento. Mala planificación, fichajes que no han respondido a las expectativas y mala gestión del dinero ingresado son los motivos para tan escaso bagaje.

Chaparro ya avisó de que el Betis lucharía por la permanencia hasta las últimas jornadas y la realidad se lo está confirmando. Pero parece que en las altas esferas aún no ha calado la realidad de las últimas temporadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios